Piden rescatar del olvido y deterioro varios libros de los años 1.700, 1.800 y 1.900 en Viedma

 

La Biblioteca Histórica de Río Negro, en Viedma, tiene aproximadamente 25.000 libros referidos a geología, paleontología, educación, antropología, historia, arqueología y otras ciencias relacionadas a la Patagonia y a la provincia. Algunos ejemplares fueron publicados en el año 1.752, considerados únicos en América por la fecha de edición, y otros materiales del mundo, como “Las Bases”, de Juan Bautista Alberdi. Pero, donde están ubicados actualmente no se condice con la relevancia que tienen.

La Biblioteca fue creada en el año 2006, mediante la Ley 4129 por la Legislatura rionegrina provincial, pero “pasaron 11 años y solo es una iniciativa parlamentaria” indicaron los legisladores provinciales Jorge Ocampos (Cipolletti) y Daniela Agostino (El Bolsón).

Agostino dijo que la Biblioteca “cuenta con la existencia de un fondo bibliográfico, único y de incalculable valor, tanto documental histórico, como económico, de aproximadamente 25.000 volúmenes referidos a geología, paleontología, educación, antropología, historia, arqueología y otras ciencias relacionadas a la Patagonia y a Río Negro”.

Recordó que “esta es una Biblioteca que nace como sector dentro del Centro de Investigaciones Científicas, por decreto 104/70, proyectada en su momento dentro de una clara política cultural y científica. Forman parte de ella valiosísimas colecciones únicas en el país”.

Refirió que “numerosos investigadores han concurrido a consultar, conocedores y notificados de la presencia de este material, por ser esta institución la única depositaria de esa bibliografía, se pueden citar entre otros a Navarro Floria investigador de la CONICET, Rita Ceballos del INAH, investigadores de la Academia Nacional de Historia, entre otros”.

Además de “Las Bases”, de Juan Bautista Alberdi, primera edición, con hoja manuscrita de puño y letra del autor, están los libros de Ameghino con anotaciones taquigráficas del propio autor, un tomo de las Leyes de Indias, de 1791, los informes de la Comisión Científica a la Patagonia de 1881 y el informe realizado por la Universidad de Princenton, entre 1881 y 1904, de cuyos tres únicos ejemplares que quedaron en el mundo esta biblioteca posee uno completo, entre otros ejemplares.

“Se trata de una biblioteca científica y especializada, que se fue edificando como institución responsable de la custodia, preservación, conservación y mantenimiento del material bibliográfico existente sobre Río Negro y la Patagonia, y en particular sobre nuestra historia territorial como Capital Histórica de la Patagonia”.

“Hoy, al igual que el Archivo Histórico Provincial y el Museo Provincial Gobernador Eugenio Tello, necesita ser rescatada del olvido y de su progresivo deterioro y puesta a disposición y al alcance de la gente, para contribuir a construir tanto conocimiento como memoria e identidad en su comunidad, provincia y región”, aseguró la parlamentaria.

“Su valioso patrimonio se encuentra en riesgo de conservación y preservación y su organización interna es asimismo inexistente. Se impone así la urgencia de que los responsables de turno tomen cartas en el asunto y se dispongan a evaluar las formas más apropiadas posibles para poner en valor y funcionamiento también a esta institución rionegrina, dando cumplimiento por otra parte a lo que por ley están obligados a hacer en su condición de prestadores de servicios del estado rionegrino”, finalizó Agostino.

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Fatalidad en ruta 151: murió una mujer y hay tres heridos. Fue entre Catriel y Barda del Medio

La mujer, oriunda de Buenos Aires, se dirigía a San Carlos de Bariloche a bordo …