“Los fantasmas van a la escuela”. Las apariciones son cada vez más frecuentes

 

Si bien en tiempos pasados la aparición de un fantasma, espectro o como se le quiera llamar, provocaba una inocultable sensación de terror, hoy el tema no resulta tan alarmante porque sus apariciones resultan más frecuentes, aunque no dejan  de preocupar.

Hay que considerar además, como lo he señalado en otras ocasiones, que no todos estamos en condiciones de visualizarlos, lo que nos permite suponer por lo tanto que circulan entre nosotros muchos mas de los que se muestran.

No obstante, no son pocos los que han denunciado haberse encontrado con estas almas en pena, que por alguna razón que desconocemos andan de recorrida por determinado lugar.  Algunos sospechan que podría responder a que han pasado mucho tiempo en esos lugares, ya sea por haber trabajado allí, porque era frecuente visitar el lugar o alguna otra razón desconocida.

Se sabe, ya que muchos se han ocupado de él, que el fantasma de Shepherd es uno de los más conocidos en la región, por el asunto aquel del anillo que perdió en la batalla del 7 de marzo de 1827 y que era testimonio de un ardiente amor clandestino con una mujer peruana, esposa de un importante empresario de ese país.

Durante un buen tiempo en la Comarca, solo se hablaba del fantasma que salía del cementerio de Patagones  y muchas personas se agrupaban frente a esa necrópolis con el objetivo de observar el fenómeno.

Otros testimonios al respecto aparecen con “la dama de blanco” una narración del escritor Jorge Castañeda sobre el personaje que se aparecía en los caminos de la Línea Sur, no falta quienes mencionan la ocasional presencia del “fantasma sin cabeza” o los que hacen referencia al “caballo del diablo” un tenebroso corcel cuyos cascos sonaban con tal estrépito al golpear en el suelo que a más de uno lo invadía el terror, quien no escuchó sobre el fantasma de Casa de Gobierno en Viedma al que le atribuyen que en la madrugada se escuche el teclear de una máquina de escribir,  el amigo Castañeda nos habla también en uno de sus trabajos de investigación de la “niña que desapareció en las salinas y se la halló tiempo después convertida en sal”, esto sólo por mencionar algunas de estas extrañas y misteriosas apariciones, pero es sabido que existen multiplicidad de estas historias.

Es bastante común escuchar a quienes dicen haber oído  ruidos extraños en distintas dependencias gubernamentales y ante ello aparecen las diferentes posiciones al respecto, con sus correspondientes discusiones sobre si son solamente sensaciones, si en realidad ocurren, si sólo lo perciben quienes son más propensos a las sugestiones o en realidad es tal como lo perciben y lo cuentan.

No hace mucho tiempo, alrededor de una década aproximadamente, personal de maestranza de escuelas cercanas al cementerio dieron testimonios de hechos paranormales y la presencia de algunos fantasmas que se aparecían  por el establecimiento provocando ruidos como de apertura y cierre de puertas.

Se comentaba además que estas presencias llegaron a provocar en trabajadores del lugar  un temor incontenible, al punto tal que un sereno escapó del lugar aterrorizado, al tiempo que aseguró haber observado como el fantasma se fue por una puerta lateral e ingresaba al cementerio.

Comentó también que antes de abandonar el lugar comprobó asimismo que la puerta estaba cerrada, lo que aumentó el grado de temor que le produjo la escena. Entre los comentarios al respecto, se afirma que hay casos en que el personal de limpieza se organiza para asistir de a dos a esos lugares por temor a enfrentar situaciones de esas características en soledad.

El caso de los fantasmas en la escuela cercana al cementerio alcanzó en su momento tanta difusión, que hasta los medios de prensa se ocuparon del tema y en una de esas crónicas recordaban que antes de construir la escuela funcionaron dependencias de la necrópolis donde se quemaban desechos florales y otros elementos, por lo que estimaban los informantes, que “algo debe haber”.

Conviene destacar, asimismo, que serenos de otras escuelas, distantes de ese lugar, declararon que algunos se han ido de los mismos por ciertas “rarezas” ocurridas en ese establecimiento, principalmente en horas nocturnas,  como puertas que se abren y se cierran.

Lo más aterrador lo refirió un portero, respecto a un hecho sucedido hace más de una década y que involucra a un sereno que comentó que alrededor de las dos de la mañana se entre durmió sentado y en un momento percibió que lo estaban ahorcando, que alguien lo había tomado de la garganta y durante algunos segundos, que le parecieron una eternidad, lo oprimían hasta que despertó.

Éste declaró luego que le dio mucho miedo por lo que al poco tiempo se fue de ese establecimiento.

Al finalizar la nota periodística, los colegas dicen haber consultado a otros trabajadores de ese rubro, los que no le dieron mayor importancia al asunto afirmando que no se detenía a pensar en esas cosas ni les daba importancia o trascendencia, porque sino – dijo uno– “te volvés loco y no me voy a asustar porque se abra o se cierra una puerta”.

Volviendo a lo que ya dijimos, no todo el mundo está en condiciones de observar fantasmas, espectros, almas en pena o fenómenos de este tipo, por lo tanto siempre habrá quien asegure haberse topado con uno de ellos y otros seguro que negaran su existencia.

Texto: Eduardo Reyes, periodista y escritor de Viedma 

Enero 2022

Foto ilustrativa: no corresponde a los casos mencionados en esta nota

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Grupo de 38 pasantes de Abogacía ingresaron a organismos judiciales del Alto Valle

  Un grupo de 38 estudiantes de la carrera de Abogacía de la Fadecs de …