“La maravillosa obra de un gobernador rionegrino. Me pongo de pie para aplaudirlo”

 

Ruego a quien lea este escrito, que acompañe recordando -si las ha visto- o imaginando las obras que este patriota llevó a cabo en su gestión, porque voy a rescatar de las brumas del olvido a un gobernador que tuvo el ex-Territorio de Río Negro, con el cual los rionegrinos hemos sido bastante ingratos y en especial nosotros, los que integramos e integran la Policía desde los últimos ochenta años (lo siento, nadie se ofenda, pero es la pura verdad).

Su obra en beneficio de la institución ha sido única en nuestro país y me atrevo a decir en toda Sudamérica. Los edificios que construyó para la Policía -bellos, sólidos, confortables- fueron los más destacados de varios pueblos y aún resaltan por su arquitectura (pese a la falta de mantenimiento en varios lugares). Me tocó vivir con mi familia en tres de ellas y confieso que como las de El Bolsón y Comallo nunca tuve ni tendré.

Se aprovechó para su construcción -cuando se pudo- el material de la zona, llevan más de ochenta años, y dentro de cien años estarán todavía firmes y viendo -imperturbables- pasar el tiempo porque están bien hechas. Ya no más ranchos de adobes ni casuchas miserables para que aquellos sufridos camaradas cumplieran con el servicio.

Párrafo aparte para las otras tantas construcciones de hospitales, juzgados, escuelas, rutas, caminos, puentes, etc. que dieron un gran impulso a un territorio lejano, olvidado desde los poderes centrales, agreste, inmenso y desconocido.

Se llamaba Adalberto Torcuato Pagano, de profesión ingeniero civil y gobernó desde 1932 a 1943.

A las obras por administración que personalmente dirigió deben sumarse las realizadas por entes nacionales como Vialidad Nacional y el Consejo Nacional de Educación, ante los cuales trabajó arduamente a fin convencer, entusiasmar y conseguir los fondos necesarios. Para que se tome razón de lo que he dicho y sorpresa de quien lea estas líneas, acá van sus realizaciones:

OBRAS POR ADMINISTRACION SUPERVISADAS PERSONALMENTE

-Comisaría y casa Comisario en Mencué.

-Dos casas personal policial en Mencué. (quitadas para Correo)

-Comisaría y casa Comisario en Pilcaniyeu.

-Comisaría y casa Comisario en Luis Beltrán.

-Comisaría y Casa Comisario en San Javier.

-Comisaría y casa Comisario en Cubanea.

-Comisaría y casa Comisario en Pomona.

-Comisaría y casa Comisario en Comallo.

-Comisaría y casa Comisario en Sierra Colorada.

-Comisaría y casa Comisario en Ramos Mejía.

-Comisaría y casa Comisario en El Bolsón.

-Comisaría y casa Comisario en Valcheta.

-Comisaría y casa Comisario en Ñorquinco.

-Comisaría y casa Comisario en General Conesa.

-Comisaría y casa Comisario en Villa Regina.

-Destacamento policial y casa en Aguada Cecilio.

-Destacamento policial y casa en Clemente Onelli.

-Destacamento policial y casa Cañadón Chileno.

-Destacamento policial y casa en Los Repollos.

-Dos casas para personal policial en Mencué (fueron quitadas).

-Dos casas para personal con familia en la Comisaría de El Bolsón que fueron quitadas. En una funciona la Municipalidad.

-Caballeriza y Depósito para Comisaría de El Bolsón. También quitado por el Municipio.

-Ampliación Casa de Gobierno en Viedma para Oficinas, nuevos Talleres y Depósitos. Los talleres fueron convertidos en la actual Jefatura de Policía por gobiernos posteriores.

Las casas fueron entregadas con muebles, enseres, utensilios y contaban con calefacción central y usinas eléctricas. De lujo.

-Escuela y casa Director en Blancura Centro.

-Juzgado de Paz y casa para el Titular en Mencué.

-Primer Hospital (35 camas) y pabellón infecto-contagiosos en El Bolsón.

-Escuela Nº 125 de El Paso en Viedma.

-Primer Hospital (35 camas) en Valcheta.

-Ampliación Escuela “El Dique” de Viedma.

-Edificio de Correos y Telégrafo en El Bolsón.

-Primer Hospital (35 camas) en Ingeniero Jacobacci.

-Casa Médico Director del Hospital de Valcheta.

-Hospital Regional de Viedma. Obra que no logró terminar cuando se había construido más de 50 por ciento.

-Escuela Hogar con dos pabellones en El Bolsón, lugar que albergó a infinidad de chicos humildes, venidos de los parajes mas remotos y que hallaron cobijo y posibilidades de estudio en esa escuela, que aún hoy, ochenta años después sigue viva.

-Caballeriza, casa y Depósito policial en Viedma. Personalmente refaccioné e hice nuevamente habitable la casa, donde residí mientras estuve a cargo de la Escuela de Policía. Otros Directores también vivieron en ella.

OBRAS GESTIONADAS EN BUENOS AIRES PERSONALMENTE Y REALIZADAS POR LA NACION:

-Escuela n.º 11 en Luis Beltrán.

-Escuela n.º 10 en Choele Choel.

-Escuela n.º 5 en Guardia Mitre.

-Escuela n.º 7 en Pomona.

-Escuela n.º 51 en Colonia Josefa.

-Escuela n.º 30 en El Bolsón.

-Escuela n.º 37 en Contralmirante Cordero.

-Escuela n.º 17 en Ingeniero Jacobacci.

-Escuela n.º 38 en General Roca.

-Escuela n.º 53 en Cipolletti.

-Escuela n.º 2 en Viedma.(hoy Centro Cultural II)

-Escuela n.º 71 en Bariloche.

-Escuela n.º 15 en Valcheta-

-Edificio de Correos y Telégrafo de Viedma.

-Construcción de 32 casas llamadas “Baratas”, aunque de excelente construcción y calidad en Viedma. (Entre Moreno,Roca y Brown) hoy pleno centro y bastante descuidadas por sus moradores en la actualidad, aunque todas ocupadas.

Obras de irrigación en Chimpay, Belisle, Choele Choel, Beltrán, Lamarque, Pomona y 20.000has bajo riego en Conesa.

Inició la construcción de un gran hotel para Viedma, que luego terminó siendo el Banco Río Negro y actual Ministerio de Economía, hermoso edificio que engalana a la ciudad.

Por razones de espacio, reduciré los detalles de las obras viales. Basta con decir que entre nuevos y reconstruidos caminos (que eran huellas) Vialidad Nacional dejó transitables ¡¡dos mil novecientos setenta kilómetros en Río Negro!!, amén de todos los puentes y balsas, trabajando a pico y pala, con caballos de tiro y aquéllas precarias maquinarias.

Propuse quitar el nombre de Francisco Rovitti a la Escuela de Cadetes por considerarlo insustancial y puesto de apuro -aunque su nombre está ligado a nuestros afectos por haber sido la Escuela de varias promociones de oficiales- y en su lugar honrar al comisario de los Territorios D. Juan Serafín Álvarez o al ingeniero D. Adalberto Pagano. Ya estaba retirado cuando se impuso el nombre del querido comisario.

Queda pendiente honrar a Don Adalberto, haciendo conocer su obra a todos los policías y tal vez imponer su nombre a la Jefatura de Policía o la ruta 23 de nuestra línea Sur que él tanto transitó.

Fue elegido Convencional en 1957 por el partido Demócrata Progresista y formó parte de la Comisión Constituyente de Río Negro y su palabra tuvo peso para declarar a Viedma, Capital de la Provincia.

Nacido en 1894, fallece en 1960 a consecuencia de un lamentable accidente automovilístico ocurrido en Viedma, lugar donde vivía junto a su familia. Iba conduciendo su ¡Ford A!, cuando en sentido contrario y al pretender pasar un camión, fue embestido de frente por un apurado que no lo pudo ver por el polvo en suspensión.

Estoy seguro que varios lectores quedarán tan sorprendidos como yo, a medida que fui conociendo personalmente la maravillosa obra de este inmenso gobernador. Me pongo de pie para aplaudirlo.

Texto: Roberto Cancio.

Título original: CONOCER, VALORAR Y ¡AGRADECER!

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Con un plan oficial, más de 800 vehículos fueron compactados en Río Negro

  Más de 800 vehículos fueron compactados, hasta el momento, en la provincia de Río …