Diseñan mochilas antivirus corona para transporte público. Colaboró empresa rionegrina

Una propuesta realizada por personal científico del Instituto Andino Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales IPATEC-CONICET–Universidad Nacional del Comahue (UNCo), en colaboración con especialistas de la empresa rionegrina Investigaciones Aplicadas (INVAP SE), busca brindar una solución en la tarea de desinfección del transporte público en tiempos de pandemia.

El avance del COVID-19 ha llevado a miles de científicos a pensar en proyectos que requieran su experiencia para frenar distintos aspectos del avance del virus. Algunos se alejan de sus líneas habituales de investigación, pero todos confluyen en la búsqueda de soluciones que contribuyan al achatamiento de la curva de contagio.

¿Qué pasará cuando tengamos que salir de la cuarentena?, ¿Qué deberíamos modificar en nuestra vida cotidiana para seguir cuidándonos de los contagios?

Esas fueron las preguntas que llevaron a los doctores Luis Juanicó y Diego Libkind, investigadores del CONICET en IPATEC CONICET UNCo y al ingeniero Martín Ducos, vinculador tecnológico en el mismo instituto, a pensar en el día después del aislamiento. Además, colaboraron en este proyecto los ingenieros Pablo Weder, Martín Brizuela, Emiliano  Rubbi, Sandra Matzkin, Roberto Venturino y el diseñador Martín Romero ,de INVAP.

La idea y el diseño de un dispositivo sencillo y de bajo costo de esterilización UV-C para transporte público, comenzó a gestarse desde el inicio de la cuarentena y surgió como consecuencia de observar lo que se estaba implementando en otras partes del mundo donde el COVID-19 estaba más avanzado.

De esa forma, detectaron que las soluciones que se estaban llevando a cabo en otros países no serían útiles para la Argentina, debido a las diferencias en infraestructura o en el diseño del transporte público existente en nuestro país.

“Observamos que los colectivo, por ejemplo, en Argentina presentan unas pequeñas escaleras para acceder o que tienen muchos recovecos donde el virus puede alojarse, por lo que no se pueden aplicar las soluciones adoptadas en China por ejemplo, donde se introducen las unidades en una manga para esterilizarlos por fuera o colocan lámparas fijas en el interior de las unidades y para lograr el mismo efecto el proceso demora hasta tres veces más¨,  sostiene el ingeniero Martín Ducos.

El dispositivo propuesto por IPATEC utiliza la desinfección por medio de lámparas UV-C como método efectivo para inactivar el virus. La implementación de un mecanismo transportable y de fácil utilización en transporte público cada vez que inician sus rondas, puede ser muy efectivo para evitar los contagios en estos espacios de alta afluencia de personas.

El diseño del dispositivo se pensó desde un inicio como una mochila individual de fácil manipulación que se adapta a distintos escenarios. ¨Había que calcular la dosis exacta de radiación UV-C,  por lo que hicimos muchos cálculos pensando en todas las condiciones posibles¨, explica el Dr. Luis Juanico.

¨El apoyo del equipo de INVAP (tiene sede en Bariloche) en el diseño de la mochila transportable fue fundamental para resolver la idea que teníamos, ya que personal de distintas áreas de la empresa nos asistieron desde el inicio cuando les planteamos el proyecto colaborativo, un especial agradecimiento de mi parte para todos ellos¨, señala el ingeniero Ducos.

El dispositivo: mochilas UV-C

La mochila está diseñada para permitir una irradiación controlada particularmente hacia los laterales, permitiendo que una persona se desplace fácilmente recorriendo las unidades  inactivando al virus en pocos minutos. ¨Hay que tener recaudos con el mecanismo ya que quien utilice el dispositivo para desinfectar las unidades, debe cubrirse los ojos y la piel, pero es algo que se puede resolver fácilmente con unos lentes o gafas de vidrio y con cubrirse todo el cuerpo con vestimenta y guantes¨, agrega.

Hacia el fin de la pandemia

La convivencia con el virus será algo con lo que tengamos que vivir a largo plazo, por lo que todas las medidas que podamos adoptar para minimizar los contagios, el estrés y la ansiedad que causa el hecho de compartir nuestra vida cotidiana con el virus, así como todo aquello que nos ayude a retomar la vida económica serán buenas medidas para aplicar en un futuro próximo y que implicarán un cambio en nuestros hábitos.

También la posibilidad de que surjan nuevos dispositivos queda abierta. El análisis y el cálculo estimado de la dosis adecuada para este equipo permitirá el desarrollo acelerado de otros equipos similares para aplicaciones especiales que no pueden ser abordadas por un equipo estándar por el costo elevado que tienen o porque no fueron desarrolladas para lugares de difícil acceso o con alto tránsito de personas como lo son las oficinas de atención al público, hoteles, bancos, escuelas, colegios, universidades, ambulancias, entre otros.

Al término de la cuarentena los científicos involucrados en esta propuesta retomarán sus líneas de investigación habituales continuando con su aporte para el sector productivo, que tienen que ver con el desarrollo de nuevas tecnologías vinculadas a la eficiencia energética, energías renovables y arquitectura solar para el caso del doctor Juanicó; aspectos de biodiversidad  biotecnología de levaduras no convencionales, ciencia y tecnología para la industria cervecera en el caso del doctor Libkind y facilitar soluciones ante demandas de innovación tecnológica de la sociedad y los equipos de científicos del IPATEC, para el caso del ingeniero Ducos, con la seguridad de que han podido aportar algo a esta situación excepcional con el fin de ayudar en algún momento a volver a la normalidad.

Nota difundida por INVAP

Texto: María Fernanda Domínguez

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Río Negro: Buscan 5 licenciados en Psicología y Trabajo Social, abogado y arquitecto

  La Secretaría de Seguridad y Justicia de Río Negro incorporará un asesor legal (abogado) …