Viedma: Desde un celular hicieron cuatro llamados a un hombre que fue asesinado

La Oficina de Investigación en Telecomunicaciones de la Procuración General de Río Negro detectó que del celular de una mujer  se llamó cuatro veces a un hombre, que poco después fue asesinado, el domingo pasado, en un barrio de la ciudad de Viedma. Ahora, otra sospechosa quedó imputada como partícipe necesaria de homicidio, junto con otra mujer y dos hombres.

Este viernes, se supo que la fiscal viedmense Maricel Viotti Zilli imputó a la mujer como partícipe necesaria del homicidio perpetrado contra un hombre de 54 años, en inmediaciones del barrio Álvarez Guerrero, de Viedma

A esa cuarta imputada en el caso se llegó luego de avanzar en pericias realizadas a diversos teléfonos celulares secuestrados, trabajo que estuvo a cargo de especialistas de la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones de la Procuración General. En ese análisis se constató que desde su teléfono se habían comunicado en cuatro oportunidades con la víctima, minutos antes de que vieran abordar a la otra imputada al vehículo.

La calificación legal enrostrada es la de partícipe necesaria del delito de homicidio en ocasión de robo por el que ya se encuentran imputados y privados preventivamente de su libertad dos hombres, uno de ellos pareja de la acusada, y otra mujer.

El sustento probatorio está constituido por los elementos que ya forman parte del legajo al que se suman los resultados de las pericias realizadas en los últimos dos días, algunos de los cuales permitieron vincular a la mujer a la causa.

En cuanto a las medidas cautelares, el fiscal jefe Juan Pedro Peralta requirió también la prisión preventiva aunque, al encontrarse la joven cursando un embarazo, la modalidad de la misma sería domiciliaria con control satelital. Invocó como argumento el riesgo de entorpecimiento de la investigación ya que en libertad podría amedrentar testigos y ocultar elementos que pueden constituir prueba, entre ellos las pertenencias personales de la víctima.

La defensa oficial de la mujer es ejercida por Martha Ghianni y Adrián Zimmermann, quienes no objetaron ni la formulación de cargos ni la medida cautelar. No obstante, requirieron la posibilidad de que a la mujer se le permita asistir a los controles médicos que su embarazo le requiere. En ese sentido, Peralta sólo solicitó que los mismos se efectúen con custodia policial.

Finalmente, el juez de Garantías Juan Martín Brussino tuvo por formulados los cargos y dispuso la prisión preventiva domiciliaria de la acusada.

Fuente: Ministerio Público Fiscal de Viedma

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

El hombre que supo perseguir al Gualicho. Le pasó a Tomás Femillán: mató a su mujer e hijo

El Gualicho domina, con su figura de genio maligno por excelencia, el ámbito patagónico desde …