Inicio Destacados Tiroteo en Viedma: Menor muerto tenía antecedentes y debía vivir en San Javier, no en la capital

Tiroteo en Viedma: Menor muerto tenía antecedentes y debía vivir en San Javier, no en la capital

La fiscal rionegrina Maricel Viotti Zilli le contó a “La Nueva.”, de Bahía Blanca, que el menor que generó la falsa venta de un auto por Facebook y se tiroteó con un bahiense, debía estar en un domicilio de la localidad de San Javier, a 30 kilómetros de Viedma, no en la capital rionegrina.

La Fiscalía y la Policía de Río Negro venían advirtiendo sobre distintos cuentos del tío, como las falsas ventas de vehículos a través de Facebook.

En principio, las víctimas eran de Río Negro, pero después empezaron a “caer” de otros lugares, como sucedió con los hermanos Gallardo, que viajaron desde Bahía para adquirir, supuestamente, un Chevrolet Cruze en la capital rionegrina.

Sin embargo, al llegar a la dirección pactada con el supuesto vendedor, en 19 y 4 del barrio Lavalle, todo terminó mal. Un menor de 17 años y otra persona les exigieron el dinero a punta de pistola y en la negativa de los compradores se produjo un tiroteo, porque Leandro Matías Gallardo (27) tendría permiso para portar un arma y la llevaba consigo.

El resultado fue fatal. El menor, al que apodaban “Oreja”, y Leandro Gallardo murieron en el enfrentamiento.

La fiscal del conmocionante incidente registrado el último lunes, Maricel Viotti Zilli, le contó algunos detalles a “La Nueva.” de cómo marcha la investigación.

Lo más lamentable de todo es que confirmó que “Oreja” no solo tenía numerosos cargos por este tipo de maniobras -estafas complejas y uso de armas- sino que no debía estar en ese lugar.

En una de las causas se le había solicitado su internación y, como medida cautelar, se había dispuesto su alojamiento en un domicilio de un familiar de la localidad de San Javier (a casi 30 kilómetros de la capital rionegrina)”, sostuvo Viotti.

“Es decir que estaba en Viedma incumpliendo una orden judicial”, ratificó.

Acerca de la modalidad delictiva engañosa, dijo que el menor fallecido habría cometido varios hechos. “Siempre se manejaban él y alguno más”, agregó.

En el caso de los hermanos bahienses -del que salió ileso no trascendió su nombre- la fiscal informó que “vinieron engañados por el cuento del tío, cayeron en la trampa y, ante la negativa de entregar el dinero -tampoco se informó cuál era el monto- se produjo el intercambio de disparos. Los hermanos lograron subirse al auto de vuelta (un Chevrolet Astra gris) y se retiraron, con el dinero encima. Al llegar a la rotonda de Caseros y Canadá, uno de ellos le advirtió al otro que lo habían herido. Ahí frenaron y llamaron al 911”.

Casi paralelamente, el adolescente había sido trasladado por un vecino hasta un hospital, donde falleció.

“Nos resta determinar quién es el segundo sujeto que estaba con el menor”, dijo Viotti, para aclarar que el hermano de la víctima bahiense declaró como testigo en la causa, que se encuadró como homicidio en ocasión de robo y homicidio.

La fiscal también informó que Leandro Gallardo “en principio tenía autorización de tenencia de arma de fuego. Estamos esperando los informes”.

 “Este tipo de situaciones está siendo muy habitual. Lo advertimos a través de la página del Ministerio Público Fiscal de Río Negro, con distintas publicaciones en relación al cuento del tío. Ahora están logrando captar a gente de afuera de la provincia, como Buenos Aires y Neuquén”, dijo.

De hecho, en otros casos se registraron heridos al momento de la resistencia de las víctimas a entregar el dinero, aunque en ninguno de los antecedentes el resultado había sido fatal.

Por su parte, la Jefatura de Policía de Río Negro, a través de un comunicado de prensa, pidió extremar las medidas de precaución ante este tipo de delitos.

Aconsejó no acordar encuentros para transacciones en lugares desconocidos ni alejados del centro de la ciudad y corroborar la información de las personas y los vehículos ofrecidos.

Por último, pidió que potenciales víctimas no aporten información personal, teniendo en cuenta que “se han registrado varios hechos delictivos con el mismo modus operandi, algunos de los cuales derivaron no solo en daño o pérdida material sino que atentan contra la integridad física”.

Texto: La Nueva (Bahía Blanca)

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Meseta de Somuncurá: Un gigante de piedra y de silencio que sobrecoge por su misterio

Allá y hace tiempo las piedras augures dieron nombre y bautizo a una de las …