Buscan reglamentar la caza del jabalí en Patagones. Ruralistas no avalan usar perros

 

Un concejal de Patagones propuso analizar el marco legal  para la caza del jabalí en el extenso distrito del extremo Sur bonaerense.

Por eso, el edil Julio Costantino convocó a entidades rurales, asociación de cazadores y protectoras de canes, publicó este lunes el diario local Noticias de la Costa.

Según adelantó Costantino, esta semana habrá una reunión en la sala de sesiones del Concejo Deliberante con las Asociaciones Rurales del partido de Patagones, la semana próxima con la Asociación de Cazadores y, finalmente, con la Protectora de Animales.

“La idea de la presentación de la ordenanza es que sea un disparador para convocar a todas las partes, escuchar sus planteos y, finalmente, aprobar un proyecto que regule la caza del jabalí en el partido de Patagones”, afirmó el concejal maragato.

Costantino presentó un proyecto de ordenanza, que se encuentra en la comisión de Asuntos Varios, para autorizar la caza “plaguicida”, según el polémico término, del chancho jabalí o chancho cimarrón, en el partido de Patagones, desde la promulgación de la futura norma hasta el 31 de diciembre de 2018.

Al fundamentar la iniciativa, explicó que ‘el jabalí es una especie exótica invasora y ocasiona perjuicios y daños en la producción agropecuaria‘ y que ‘según el artículo 279 del Código Rural, la provincia de Buenos Aires habilita la práctica de la caza plaguicida con el propósito de controlar las especies declaradas circunstancialmente perjudiciales o dañinas”.

La Dirección de Flora y Fauna, afirmó, determinará el período y zona habilitada para el control por lo que “resulta necesario prohibir las actividades de caza que perturben el normal desarrollo de explotaciones intensivas, como ser zonas tamberas, hortícolas, granjeras, o que atenten contra la debida protección de la flora y la fauna de los parques y reservas, y de las áreas naturales que por sus características merezcan su preservación”.

En su proyecto, el edil sostiene que el municipio podrá establecer condiciones reglamentarias dentro del partido y que registrará los establecimientos rurales perjudicados en su producción agropecuaria por la presencia de la especie en cuestión.

El control se realizaría mediante armas de fuego adecuadas para lo cual cada cazador solicitará la licencia de caza mayor.

Al momento de la reglamentación, Costantino propone que la actividad podrá realizarse utilizando exclusivamente armas de fuego cuya tenencia, transporte y portación fuesen debidamente autorizadas por la autoridad competente de conformidad con lo establecido en la Ley de Armas y Explosivos de La Nación.

Además, se deberán registrar los vehículos ‘para su identificación, por lo que deberán adjuntar fotocopias autenticadas de la tarjeta verde del automotor y título de propiedad. La caza plaguicida podrá ser realizada sin limitación del número de piezas cobradas por todo cazador que tenga licencia de caza o con autorización expresa y sin cargo los productores agropecuarios cuando la practicaren en su predio. La venta de las piezas cobradas es libre, salvo las normas que se establezcan sobre transporte de los productores de la caza.

Sin perros

Por su parte, la Asociación Rural de Patagones está a favor de la caza plaguicida del chancho jabalí, pero sin jaurías de perros. Así lo confirmó a Noticias el titular de la entidad rural maragata, Santiago Cévoli.

Sustentó que “la caza del jabalí es un tema que se está debatiendo mucho dentro de nuestra institución. Los socios con los que hemos abordado la cuestión y nos han acercados sus opiniones coinciden en afirmar que están a favor, pero sin perros”.

En cuanto al proyecto de Costantino, dijo que “es algo que nos resulta raro porque sabemos que se lanzó el proyecto la semana pasada, pero no nos han convocado todavía para pedir nuestra opinión”.

No obstante, afirmó que “si lo hemos mantenido conversaciones con el intendente José Zara y también con el concejal Ricardo Marino. Creemos que se debe convocar al diálogo tanto de los concejales, que serán quienes den forma a la reglamentación, como así también a los cazadores y las entidades rurales, porque en definitiva somos nosotros los propietarios de los campos y somos quienes tenemos que dar los permisos para que ingresen a cazar”.

Cuando sean convocados por el Concejo Deliberante, Cévoli adelantó que “una de las cuestiones que vamos a decir es que se debe cazar en los campos y no en los caminos, esto lo digo porque frecuentemente se los ve a los cazadores en los caminos. Esto genera muchos inconvenientes para los productores de la región”.

De todos modos, remarcó que “nosotros estamos de acuerdo con la caza del jabalí, porque realmente es una plaga, está aprobado el decreto de la provincia de Buenos Aires y ahora queremos que los concejales lo reglamenten, pero no estamos de acuerdo en realizar la caza con perros”.

Al ser consultado sobre esa última afirmación, expresó que “todos los productores se han quejado por este tipo de caza, ninguno está a favor, por lo menos dentro de la Asociación Rural de Carmen de Patagones. Hemos hecho una consulta y la respuesta fue rechazo a la caza con perros”.

La oposición a la caza con perros, comentó, tiene que ver con que muchas veces los perros salen corriendo al jabalí, se pierden, quedan en los campos y luego atacan a las ovejas, corderos y también a los terneros, generando pérdidas importantes en la producción.
El tema ya está siendo debatido al interior de las entidades rurales y en los próximos días se hará lo propio en el Concejo Deliberante de Patagones, anticipó el matutino local.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

El Cuy: Identidad rionegrina, arte de telar, la tejedora María y el matrón sin dueño

La tejedora María González, de 48 años, nació en el paraje de Chasicó y se …