Una agente de policía amamantó a bebé que quedó sin su mamá, que salió a trabajar

 

La agente de policía Mayra Acuña, de la Comisaría 21 de General Roca, asistió a una bebé de dos meses que lloró sin consuelo durante más de tres horas. La mamá de la nena había salido a hacer “changas” y dejado al cuidado de un amigo.

Ante el llanto desesperado de la criatura, el hombre acudió a un tercero, quien dio aviso a personal de la Comisaría 21º donde presta servicio la agente Acuña.

Como ella tiene un niño al cual amamanta, no dudó en hacer lo mismo con la pequeña que quedó sola, mientras otros efectivos de la unidad se pusieron en campaña para colaborar y proporcionarle abrigo y pañales.

Desde la Comisaría se solicitó la intervención de personal del hospital local y de Promoción Familiar, activando inmediatamente el protocolo correspondiente en estos casos.

“Los empleados policiales, una vez más, demuestran su gran accionar como funcionarios públicos dentro de la sociedad”, destacaron jefes de la fuerza de seguridad rionegrina.

FOTO DIFUNDIDA POR LAS REDES SOCIALES

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Río Negro: Buscan 5 licenciados en Psicología y Trabajo Social, abogado y arquitecto

  La Secretaría de Seguridad y Justicia de Río Negro incorporará un asesor legal (abogado) …