Río Negro: Encargado administrativo acusado de fraude. Una pareja y varios delitos con tarjetas

 

El Ministerio Público Fiscal de Bariloche presentó acusación en contra de un individuo imputado de varios hechos que constituyen delito de administración fraudulenta mediante la realización de transferencias bancarias ocurridas entre noviembre de 2017 y julio de 2019 que damnifican al Colegio Médico Regional Bariloche.

En esas circunstancias, el acusado en su carácter de encargado administrativo del Colegio Médico Regional Bariloche, quien tenía a la fecha de los hechos la administración de la institución mencionada y también el cuidado de los intereses patrimoniales del Colegio Médico, violó los deberes a su cargo con la finalidad de obtener y/o procurar para sí un provecho económico.

Según la acusación, se habría aprovechado del cargo que ostentaba para que un empleado administrativo transfiriera a su cuenta personal, desde la cuenta del Colegio Médico  sumas totales de $468 mil pesos. A lo que se agregó que otro empleado administrativo hiciera lo propio la suma total de $50.000 pesos, ante la ausencia del empleado que manejaba las claves y se encontraba autorizado para transferir. Todo ello sin contar con autorización de la comisión directiva ni documentación respaldatoria alguna, a fin de disponer del dinero indicado, con el pleno desconocimiento de las autoridades del Colegio Médico.

Los fiscales, en referencia a la evidencia, detallaron a una serie de 10 testigos que serán convocados a la audiencia de juicio, entre otros elementos que componen el legajo. Informes de auditorías, constancias de transferencias bancarias, informes remitidos por OITEL sobre los movimientos de las cuentas corriente, declaraciones de miembros del Colegio Médico, entre otros.

La defensa particular del acusado ofreció material probatorio pertinente a sus intereses procesales.

La conducta atribuida al imputado encuadra en los delitos de administración fraudulenta, en calidad de autor de acuerdo a lo normado en los artículos 173 inciso 7 y 45 del Código Penal.

El  magistrado admitió la prueba presentada por las partes y solicitó se declare la apertura del juicio y requirió a la Oficina Judicial que fije la fecha para la realización del mismo y la conformación de un tribunal unipersonal, dado el monto de pena pretendido de tres años de prisión.

FUENTE: MINISTERIO PUBLICO BARILOCHE / BARILOCHE

Imputaron a un hombre y una mujer por dos hechos de defraudación con tarjetas de crédito

El Ministerio Público Fiscal de Bariloche imputó a un hombre y una mujer por dos hechos de defraudación con tarjetas de crédito, débito o compra cometidos en contra de un comercio de electricidad automotor, cuya actividad se dedica entre otras cosas a comercializar baterías para vehículos.

Durante la cuarentena por la pandemia generada por el virus Covid 19, la modalidad de venta se vio flexibilizada y se accedió a la venta de manera telefónica a través de tarjeta de crédito. En ese marco  el día 20 de mayo de 2020 y 8 de junio de 2020, dos ciudadanos se comunicaron con uno de los dueños del comercio, vía telefónica solicitando comprar baterías mediante ese medio y a través de la red social de WhatsApp, y que por este último medio le remitirían datos de pago que se les requiera por parte del vendedor.

Relata la acusación que el 20 de mayo de 2020 y 8 de junio de 2020, dos ciudadanos se comunicaron con él vía telefónica solicitando comprar baterías mediante ese medio y a través de la red social de WhatsApp, y que por este último medio le remitirían datos de pago (mediante el uso de una tarjeta de crédito) que se les requiera por parte del vendedor.

En el primer hecho adquirieron baterías, en dos transacciones realizadas mañana y tarde. El imputado fue parte de esta maniobra delictiva, ya que utilizó el vehículo de su padre para transportar las mismas, quedando todo registrado en las cámaras de seguridad del taller en mención y de este modo materializó el perjuicio patrimonial ya descrito.

A la mujer se le atribuye el hecho ocurrido el 11 de junio, pero esta vez mediante la utilización de otra tarjeta de crédito adquirió 10 baterías. Estas fueron retiradas por ella en un vehículo remis y las llevó a su propio domicilio.

En total, la víctima fue defraudado en un total de 18 baterías, contando cada una de ellas con los números tallados en los bornes y carcasa de las cada una de las baterías, modalidad que efectúa siempre su comercio para identificarlas de manera inequívoca como procedentes de su local.

Detalló el fiscal adjunto la evidencia que sustenta a cada una de las acusaciones, las cuales son resultado de diversas diligencias dispuestas por la fiscalía.

La defensa pública penal asistió al imputado y no se opuso a la formulación de cargos; si requirió el plazo máximo de cuatro meses para llevar adelante la investigación preliminar.

El juez de Garantías interviniente tuvo por formulados los cargos al hombre y la mujer, por dos hechos que constituye el delito de defraudación con tarjetas de crédito, débito o compra -delito consumado- de acuerdo a lo normado en los artículos 173 inciso 15 y 45 del Código Penal. Habilitó la investigación preliminar preparatoria por el término de cuatro meses, hasta el mes de octubre de este año.

FUENTE: MINISTERIO PUBLICO BARILOCHE / BARILOCHE

Foto ilustrativa: Bariloche Opina

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Defraudación al IPROSS: Imputan a empleada de Auditoría Odontológica y 11 afiliados

  El Ministerio Público Fiscal imputó a 12 personas por diversas maniobras defraudatorias que perjudicaron …