Inicio Destacados Otro imputado y un prófugo por la masacre de caballos en General Conesa

Otro imputado y un prófugo por la masacre de caballos en General Conesa

Avanza la investigación por el salvaje hecho ocurrido en el hipódromo de la ciudad rionegrina. Hay tres sospechosos. Se consolida la hipótesis del robo como desencadenante de la matanza.

Le formularon cargos a otro sospechoso de haber participado en la matanza a puñaladas de tres caballos de carrera y por agredir y robar a un cuidador de 80 años en el hipódromo de General Conesa.

 

Al igual que un sospechoso de apellido Campos, alias Tony, el juez de Viedma,  el juez viedmense Adrián Dvorzak dispuso la imputación de Jorge Rodríguez por el delito de “robo en despoblado y en banda en concurso real con maltrato animal”, publicó el diario La Mañana de Cipolletti.

 

También resolvió para ambos la instalación de tobilleras electrónicas con el fin de monitorearlos y dispuso la captura de Gastón Garnica al declararlo en rebeldía por no responder al pedido de comparecencia, agregó el matutino cipoleño.

Tanto la nueva imputación como el resto de las medidas fueron solicitadas por el fiscal Guillermo Ortiz, quien se encuentra a cargo de la investigación.

Los tres sujetos fueron sindicados desde un primer momento por la comunidad conesina como los autores del brutal ataque. De hecho, sus fotografías con la acusación circulan intensamente por las redes sociales y apuntan a Garnica como el presunto autor de las cuchilladas con que fueron ultimados los tres pura sangre de carreras.

Los trascendidos señalaban también a un cuarto cómplice, pero oficialmente hasta el momento no fue confirmado.

En cuanto al móvil del feroz ataque, la hipótesis principal sigue siendo el robo. Los delincuentes irrumpieron la madrugada del 6 de este mes en el stud donde descansaba el cuidador y tras reducirlo lo golpearon salvajemente y le robaron cerca de 3.000 pesos, su celular y varias máquinas herramientas.

Después mataron los dos caballos “Positiva” y “Pichuco” y no conformes fueron a una caballeriza vecina y acuchillaron a una potranca.

Presumen que esperaban encontrar una suma mucho más importante, y ahí entra en juego la venta de un inmueble que poco antes habría realizado la víctima. Los ladrones habrían accedido al dato y suponían que guardaban el dinero en ese lugar.

Una de las primeras medidas de Ortiz fue solicitar imágenes de cámaras de seguridad de la zona. Allí habría encontrado elementos para avanzar en la pesquisa.

La pista se confirmó con tres allanamientos en inmuebles vinculados a los sospechosos. En dos viviendas secuestraron zapatillas, una remera y cuchillos con manchas de sangre, dos motocicletas y varias máquinas-herramientas que serían parte del botín.

 

Texto: La Mañana de Cipolletti

Foto: Conesa OnLine

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Viedma: Rescatarán sauces criollos, casi en extinción. Bariloche: 2.500 coihues, ñires y lengas

  De interés ambiental, social, histórico y cultural serán declaradas por la Legislatura de Río …