Inicio Noticias de Río Negro Cipolletti Empresa con sedes en Roca y Cipolletti quiere incorporar 100 empleados para software

Empresa con sedes en Roca y Cipolletti quiere incorporar 100 empleados para software

Patagonian es una empresa dedicada al desarrollo de software que tiene oficinas en General Roca, Cipolletti y Villa La Angostura (Neuquén) y el plan es sumar 100 nuevos empleados. Este año esperan facturar US$3 millones y exportan el 90 por ciento de su trabajo.

El desarrollo de software es uno de los rubros de mayor crecimiento en los últimos años. En ese segmento, una empresa local apunta a crecer intentando revertir una tendencia histórica de la Argentina, como la migración del interior a la Capital. Su plan es contratar 100 nuevos empleados con incentivos económicos para llevarlos a trabajar a sus oficinas en la Patagonia.

La estrategia de “migración receptiva” es una de las apuestas de Patagonian, una firma especializada en el negocio digital que tiene sedes en General Roca, de donde son oriundos dos de sus socios; Cipolletti (se mudará a Neuquén) y Villa La Angostura. “La idea es concentrar todo en esta región”, dice Eugenio Díaz Lis, otro de los líderes de la compañía, que hoy tiene alrededor de 100 empleados.

El modelo de negocios de la empresa se definió en 2013. Al proyecto inicial de los roquenses Federico Hardziej (CEO) y Rodrigo Falco (CTO) se sumaron Díaz Lis, uno de los primeros empleados de la empresa Globant, y Débora Carrizo (COO), oriunda de Godoy Cruz (Mendoza). La firma se dedica al desarrollo de software por encargo, y su negocio crece año a año. En 2019 alcanzaron una facturación de US$2 millones y el plan es llegar a los US$3 millones este año.

La clave está en su foco en la exportación: el 90% de su trabajo está destinado a clientes o proyectos del exterior. Estados Unidos es su principal mercado, aunque también trabajan con clientes en Europa y algunos de países latinoamericanos.

“No tenemos un producto propio que se vende, sino que desarrollamos herramientas o soluciones por encargo”, dice Díaz Lis, quien agrega que trabajan también con pedidos de desarrollo web y plataformas para dispositivos móviles. Bancos, startups de tecnología, consultoras de análisis de datos de audiencias, firmas de consumo y organismos multilaterales de crédito son algunos de sus clientes.

El plan de corto plazo es crecer en las oficinas existentes y duplicar en los próximos dos años el plantel de empleados. “La idea es que todo suceda en la Patagonia y concentrar nuestras operaciones allá, si bien por cuestiones estratégicas también tenemos presencia en Capital”, dice Díaz Lis, quien se encarga de las cuestiones comerciales y trabaja a la distancia desde su casa en la zona norte de Buenos Aires.

La cuarentena acentuó la modalidad propia del sector, que en muchos casos está habituada al teletrabajo. Hoy el equipo de desarrolladores de la empresa cuenta con 30 personas desempeñando tareas desde sus casas en MisionesMendoza, Buenos Aires o La Plata. Sin embargo, el 60% de los trabajadores está en las oficinas y el objetivo es ampliar esa capacidad.

Por eso, la compañía apunta a atraer jóvenes profesionales con oportunidades laborales y la propuesta de sumar una bonificación económica para cubrir los gastos de mudanza y traslado a las ciudades patagónicas donde operan. En el último mes recibieron 1,000 cvs de interesados.

“Dentro de determinado marco con la cuestión logística y contractual, queremos decirles a las personas que conozcan y vengan. Que se animen a patear el tablero, cambien su cabeza de estar en la urbe y ver que existen las mismas oportunidades”, dice el ejecutivo, formado como ingeniero informático en la UCA.

Según Díaz, en la Patagonia la demanda de trabajo está cubierta por profesionales locales, pero a nivel general, la tendencia muestra que las empresas no logran cubrir sus búsquedas actuales. “A nivel regional estamos cubiertos con gente local, pero apuntamos a que el crecimiento de la región no se solvente solamente con esto. Hoy las ‘niñas mimadas’ del mercado son diseñadores UX, programadores Python o full stack y de análisis de datos”, agrega.

En cuanto al negocio, advierte que la posibilidad de trabajar de forma remota y tener la mayor parte de sus clientes en el exterior les permitió esquivar la crisis local. “Nos ponemos metas bastante agresivas y cumplimos.

La pandemia tuvo un efecto no tan profundo. Los clientes quizás se tomaron meses para repensar y se detuvo un par de meses el plan, pero no se cayeron contratos. Pensamos que en diciembre vamos a cumplir con el objetivo”, concluye.

Por: Esteban Lafuente, diario La Nación.

Fotos: diario La Nación

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Familia viaja en Estanciera 1960. Necesita que lleven motor de Río Negro a Santa Cruz

“Hola, somos una familia de Rosario-Santa Fe que viaja por el país a bordo de …