Inicio Destacados Curiosidades del peso argentino. Billete con paisajes de SAO y la imagen de un “diablito”

Curiosidades del peso argentino. Billete con paisajes de SAO y la imagen de un “diablito”

Haciendo una muy breve historia de la moneda en la República Argentina podemos decir que es uno de los más devaluados del mundo, triste realidad para un país que quiere ser.

Para no abrumar con datos estadísticos, podemos decir que la historia de nuestra moneda, al decir de Humberto Zambon, se convirtió en la historia de nuestra inflación. O sea que un peso es igual a 10.000 australes o 10.000.000 millones de pesos argentinos o 100.000.000.000 de pesos Ley 18.188 o 10.000.000.000.000 billones de pesos Moneda Nacional. Y mañana no sabemos.

Pero, la historia de nuestros billetes tiene también una historia curiosa desde los desopilantes “Menem truchos”, un valor que estabilizó al país, en unión y libertad, hasta algunos folletos de propaganda de una firma de créditos personales: Patagonia Servicios Financieros SA también con la consigna conocida de “En unión y libertad” imitando a un billete de 100 pesos, pero ilustrado con paisajes típicos de San Antonio Oeste en ambas caras. Ingenioso, lástima grande que hasta esos billetes de fantasía estén ahora desvalorizados y sean simplemente piezas de colección. Sin siquiera hablar de las monedas que ninguna llegó a empardar a los viejos Patacones.

Muchas especulaciones se hicieron con respecto al billete de 5 pesos serie A donde nítidamente se aprecian las imágenes de un diablito y su tridente impresos en el mismo. ¿Fue la demonización de nuestra moneda? ¿El diablo metió la cola? ¿Anunciaba para los argentinos el fuego del infierno?

Lo cierto es que la historia de nuestra moneda es nosotros palpable y frustrante de nuestro fracaso. ¿Es el espejo de lo que somos?

Desvalorizada, vilipendiada, en baja permanente, no aceptada ya ni siquiera en los países limítrofes, la pobre como en tango llora su pena. Y así y todo la pregunta en estos días de incertidumbre es la misma ¿Dónde hay un mango viejo Gómez?

Y hasta los próceres fueron bajados sin misericordia de su estampa, cambiados por una serie de animales argentinos. ¡Pobres!!

Yo añoro las fragatas que ganaban mis padres cuando yo era chico y aquellos famosos canarios que se fueron a cantar a otro lado ¿Dónde estarán?

Dinero, biyuya, billete, mosca, tela, plata, vento, ventolín, numerario. ¡cuántos nombres para el “poderoso caballero de don Francisco de Quevedo!!

El mismo Humberto Zambon en su ameno libro “Hablemos de economía” irónicamente alude a él en la siguiente frase:

“A veces uno se lamenta de que haya habido tantos cambios de moneda; sin ellos las cosas serían más complicadas, casi imposibles de manejar, pero tendrían sus ventajas: hasta el más pobre de los pobres nuestros, si se hubiera dejado el peso moneda nacional, hoy sería multimillonario”.

Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

En 1816, San Martín pidió que presos de Patagones e Islas Malvinas integren su Ejército

En una carta histórica, San Martín mencionó en 1816 a las Malvinas como territorio argentino …