Inicio Noticias de Río Negro Bariloche En tres meses, 183 llamadas telefónicas por violencia de género. Testimonio de una operadora

En tres meses, 183 llamadas telefónicas por violencia de género. Testimonio de una operadora

 

Durante agosto, septiembre y octubre se recibieron en la Línea 102 251 en Bariloche llamadas en total, de las cuales 183 quedaron catalogadas como de violencia de género.

“Se pueden presentar distintas situaciones, pero ante una crisis actúa, en primera instancia la Policía y, dado el nivel del caso, la Guardia de Primeras Horas, integrada por un equipo técnico, que actualmente articula con recursos municipales de la Dirección de Instituciones, de la Subsecretaría de Coordinación de Políticas Sociales, del Servicio de Atención Territorial (ex-UEL) y de la Comisaría de la Familia”.

“Pero también puede disparar a otros dispositivos presentes en la ciudad y que traten esta temática, como Promoción Familiar o la Casa Refugio Amulen”.

“Ahora hay cosas que ya no se están dejando pasar”, es una de las conclusiones que dejó el testimonio de una de las operadoras de la Línea 102, donde se puede encontrar escucha, asesoramiento, orientación y contención ante casos de violencia de género. Es de atención gratuita y anónima, las 24 horas y los 365 días al año.

La Línea 102 funciona en la ciudad desde el año 2013, y desde su primer momento Romina forma parte del equipo que muchas veces se convierte en la voz del “grito del silencio”. Así define a las muchas personas que sufren violencia día a día, que esconden ese estado, y que hasta hace pocos años no encontraban un medio para canalizar su situación.

“Lo que vemos es que hay una mayor denuncia con este trabajo que se está realizando. Hay más visibilización y un cambio en la sensibilidad y predisposición de la Policía y de las instituciones con relación a la violencia de género”, aseguró quien día a día pone su escucha y su persona para afrontar situaciones que, reconoce, cada vez “son más violentas”.

Pero con la salvedad de que “lo que antes era considerado como del ámbito privado ya no, y ahora se interviene más. Antes el vecino no se metía, ahora llaman al 102, y más sabiendo que pueden denunciar en forma anónima. Hay cosas que ya no se están dejando pasar. Ha sido muy bueno el trabajo, en estos años se ha avanzado muchísimo”, concluyó.

Romina ingresó a la línea 102 luego de realizar una capacitación sobre la temática, y se le ofreció la posibilidad de ser parte del equipo. “Al principio fue algo difícil, hay que recordar que nosotras (en un principio fueron 3) venimos de ser amas de casas, mujeres comunes y corrientes, como todas pero nos encantó el poder tener la posibilidad de contener y reivindicar desde alguna posición”, relató.

Se definió como una “sobreviviente” al consultarle sobre qué cambió en su forma de ver la violencia luego de estos años de ser vocera de este flagelo: “Mi caso es especial porque por muchos años estuve del otro lado, casi 20 años, cuando llegué a este lugar solo quería reivindicar. Con el solo hecho de poder escuchar a alguien, no puedo explicar con palabras lo que se siente, yo siempre digo somos el ‘grito del silencio’”.

La rutina diaria de la Línea 102 comienza cuando las compañeras se pasan las novedades del día o de la noche, dependiendo el turno que les haya tocado, ya que son rotativos y de atención las 24 horas. “Hay más llamadas los fines de semana, seguramente porque se junta más la familia y pasan más tiempo, y los casos más graves se dan a principio o a fin de mes, tal vez debe influir lo económico”.

“La Línea 102 además es un “eco de la persona, donde se escucha, contiene y orienta”, acotó Romina. No sólo son mujeres las que recurren a este medio, también niños y hombres en busca de una respuesta.

Ante tal exposición a la violencia, las operadoras necesitan de un apoyo especial para poder sobrellevar su cotidianeidad: “Una vez por semana participamos de clase de yoga y cada 15 días somos atendidas por un psicólogo. Además de que podemos llamar a nuestra coordinadora o del equipo técnico, como así también nos tenemos entre nosotras. Es un grupo humano muy lindo”, concluyó.

 

En el marco de la Semana de Acciones por la No Violencia a las Mujeres, desde el equipo de Equidad de Género y de Asistencia Directa a las Víctimas (Línea 102 y Casa Amulen) brindarán charlas sobre noviazgos libres de violencia en distintas escuelas de la ciudad, y el martes 29 de noviembre participarán de la charla “Línea 102 y dispositivos varios” en la Sala de Prensa Municipal a las 14 horas.

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Virus: 10 pacientes fallecidos de Sierra Grande, Valcheta, Bariloche, El Bolsón y Viedma

  Un hombre de 34 años de Viedma; dos mujeres de 74 y 87 años …