El diablo está en la inflación y en la plata. También el triple seis ¡Cosa de mandinga!

 

Algo de razón debe tener el señor presidente: los diablos provocan la inflación. Y es un hecho evidente: Por ejemplo, el mismísimo señor del tridente y amo absoluto del infierno supo infiltrarse misteriosamente en una edición de billetes de CINCO PESOS ARGENTINOS – SERIE A, donde se lo ve muy orondo y contento y completamente vestido de rojo, su color favorito. Se puede observar también la estampa del General José de San Martín (¿Sería masón el Padre de la Patria como algunos afirman? Y aunque cueste creerlo para agregar más misterio todavía claramente visible también en color rojo el número fatídico 666, como anticipando la llegada del Anticristo a nuestro dinero.

¿Cuándo se ha desfavorecido nuestro peso desde aquel billete? ¿Cuántos mandingas se han entrometido en nuestra política monetaria desde entonces?

Sabemos al decir de los famosos de Quevedo y Villegas que “poderoso caballero es el señor dinero” pero la realidad es que la veleidosa señora inflación le va ganando por varios cuerpos. Pareciera que atrás quedaron esos tiempos que el diablo andaba en los choclos como en aquella vieja película para andar ahora metiendo la cola en la inflación. ¡Cosa de mandinga!

Ahora que Satanás está generando la inflación ¿Podremos afirmar que el diablo son los otros? Se enloquecieron los precios, la inflación va por el ascensor y los sueldos por la escalera. ¡Caramba con los demonios!!

Como cantaban nuestros abuelos “con la carestía de este Mundo Nuevo, no sabés Colón lo que cuesta un huevo”. ¿Serán estos los quintos infiernos? Pobres los “Diablos Rojos” a ver si todavía tienen la culpa.

Sabrá nuestro presidente que el genial escritor francés André Maurois escribió que “la inflación es como el Diablo porque muestra las apariencias y esconde las realidades”. Pregunto: ¿Cómo se hará para irse todo al Diablo si el mismo es el padre de la criatura?

Bien lo sabe Lucifer que no se puede quedar bien con él y con Dios. Si vamos de compras, antes de entrar al comercio digámosle: “Vade Retro, Satanás”. Y chau pinela, hasta los precios más altos se retrotraen de puro asustados.

 Texto: Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta (Río Negro)

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

La Trochita volvió a unir  Río Negro y Chubut

Se trata de una salida promocional que realizó la legendaria formación chubutense, partiendo desde la …