Compró un 0 km en cuotas y hubo problemas. Adquirió moto de alta gama, pagó solo una cuota

 

Un hombre de Cipolletti que en el año 2011 suscribió a un plan de ahorro de 84 cuotas pagó todos los meses durante más de siete años. Finalmente logró el sueño del cero kilómetro, pero cuando viajó a Buenos Aires a retirar el Ford Fiesta, la concesionaria no cumplió con los descuentos prometidos ni le regaló el juego cubre alfombras. Ahora será resarcido.

El cliente, luego de realizar los reclamos administrativos, inició una demanda por menor cuantía en el Juzgado de Paz de Cipolletti. La compañía Ford no respondió a la citación, en cambio Plan Ovalo contestó, pero no le reconoció los beneficios. Será indemnizado en 50 mil pesos más intereses.

En 2011 cuando firmó los papeles para ingresar al plan de ahorro, al hombre le prometieron un descuento en las últimas seis cuotas, un juego cubre alfombras de regalo, gastos de entrega e inscripción de prenda sin cargo y un 15 por ciento de descuento en accesorios.

Luego de retirar el Ford Fiesta reclamó todos esos beneficios, pero no recibió ninguno.

En la contestación de la demanda, Plan Ovalo adujo que desconocía a la persona que firmó el documento con la promoción y expresó que no guarda ninguna relación con sus representantes ni con la fabricante Ford Argentina.

La sentencia sostuvo que el beneficio se encuentra detallado en un anexo que contiene el logo de ambas codemandadas “Ford y Plan Ovalo”, idéntico al logo existente en el resto del contrato. Y que al cliente le ofrecieron un contrato de adhesión para suscribir un plan de ahorros con hojas con formularios preimpresos, con diversas cláusulas, y en una de las hojas -en la cual están los logos de ambas – le ofrecen los beneficios detallados.

Sobre la base de la prueba presentada, de la Ley de Defensa del Consumidor y de toda la normativa que tutela los derechos en los contratos de consumo el fallo hizo lugar a la demanda y fijó una indemnización de 50 mil pesos en concepto de daño directo.

Fuente: Poder Judicial de Río Negro

Compró una moto de competición, pagó solo la primera cuota y lo llevaron a juicio

Un hombre de Cipolletti adquirió una moto Honda, modelo CBR 600 F2, pero sólo abonó la primera cuota de 15 mil pesos. El vendedor le envió dos cartas documentos, lo citó a una mediación, pero no consiguió la cancelación del negocio. Ahora será indemnizado por el precio total más los intereses.

El comprador y vendedor firmaron un boleto y allí consignaron todas las condiciones del negocio. La motocicleta fue entregada con los papeles para ser transferida. El precio pactado fue de 100 mil pesos. Y el pago se realizará en tres primeras cuotas de 15 mil y la entrega de un Volkswagen Gol por el valor de los restantes 55 mil.

Pero el comprador se llevó la moto, pagó solo la primera cuota y se desentendió de sus compromisos. Entonces el vendedor lo conminó a cancelar el precio mediante dos cartas documentos y lo citó a una mediación.

Como ninguna de las medidas dio resultados inició un juicio civil. En su defensa, el comprador de la moto alegó que la firma consignada en el boleto de compraventa no era suya. Por ello, se convocó a una perito calígrafa quien concluyó que tanto la firma de puño y letra como el número de documento consignado en los papeles le pertenecían al demandado.

Con esa prueba el fallo ordenó el pago de los 85 mil pesos adeudados por parte del comprador al vendedor, con los intereses. Y la suma de 20 mil pesos más en concepto de daño moral, por los perjuicios causados más allá del incumplimiento contractual.

Fuente: Dirección de Comunicación Judicial – Poder Judicial de Río Negro

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

El fantasma sin cabeza. “Un tenebroso personaje que cobra vida para participar en hechos”

  Son abundantes las leyendas que hablan sobre la presencia de fantasmas, como también sobre …