Carta pública: “Somos una familia que tuvo que vivir, convivir y dar batalla al Coronavirus”

Carta pública al Gobierno Municipal de Patagones

De nuestra consideración:

Nos dirigimos a uds. funcionarios del Poder Ejecutivo y Legislativo de nuestra localidad para expresar una demanda pública, a raíz de lo vivenciado en esta pandemia, en la que todos y todas hemos sido afectados en mayor o menor medida.

Somos una familia más, que tuvo que vivir, convivir y dar batalla al Coronavirus, desde la casa y también dentro del Hospital, acompañando a un familiar que se contagió y padeció el daño que esta enfermedad hace en el cuerpo humano.

El mundo entero se frenó frente a esta pandemia, para dar lucha y no dejar que este virus se lleve a las personas que amas.

Sin embargo, los que están en la primera línea son los trabajadores de salud, enfermeras y enfermeros, mucamas y mucamos, médicos y médicas, es por eso que estas líneas son en agradecimiento y defensa de estas personas, de corazón fuerte, que sostienen algo que parece imposible de sostener.

Son estos seres humanos, trabajadores increíbles, que con su amor y también con miedo, enfrentan este colapso sanitario y también son sus familias que respaldan y esperan en sus hogares, frágiles, frente a la posibilidad de ser víctimas de esta pesadilla, pues en esas casas viven “los esenciales”. “Los esenciales” que cobran una miseria, en comparación con la labor que desarrollan, por cuidar de cada paciente. Esenciales que necesitan no solo una infraestructura acorde a las circunstancias, si no también humanidad para sostener lo insostenible.

Nosotros hemos sido testigos de la humanidad con la que trabajan y también de la tristeza en los ojos, cuando no satura bien el oxígeno en sangre, cuando las palabras de aliento no alcanzan, cuando la neumonía bilateral por covid, avanza y los medicamentos no pueden sanar los pulmones.

Estos trabajadores tienen razones para seguir adelante, y esas razones son las familias que oran por sus vidas, ningún trabajo debería ser tan injusto, y tan poco remunerado. Porque si estos trabajadores son esenciales, sus salarios deberían ser prioridad, acorde a la entrega que hacen por la salud del pueblo, estas personas no tendrían que renunciar, si tuvieran sueldos dignos.

No alcanza con que el pueblo los aplauda, nos parece que como forma de agradecimiento, nosotros, las familias que hemos sido testigo de su trabajo, debemos exigir al gobierno municipal que trabaje y gestione lo que haya que gestionar para que estos trabajadores no reciban bonificaciones que son parche, si no que realmente el aumento de sueldo sea al sueldo Básico, nosotros somos laburantes y sabemos la importancia de un salario digno.

Por esto, en forma de agradecimiento, además de los aplausos, que podemos reanudarlos todos los días a las 21 horas, exigimos al gobierno municipal y provincial, gestione mejores salarios para los trabajadores de salud del Hospital Municipal Pedro Ecay.

Si un trabajo se denomina esencial por vital para la comunidad, el salario no puede ser el vuelto de un funcionario público.

Nos despedimos atentamente y esperando una pronta y favorable respuesta.

Familia de Felipe Calfin

Pd: Se adjunta imágenes de la nota y del personal de Salud que cuidó del abuelo Felipe Calfin. Los últimos días de su vida.

GRACIAS ETERNAS A TODAS Y TODOS ELLOS. POR TANTO.

APOYAMOS SU RECLAMOS SALARIAL, QUE ES JUSTO Y RAZONABLE.

 

Guille Calfin, Titi Calfin, Dufric Larue

Carmen de Patagones, junio de 2021

Fotos difundidas en Facebook por Calfin Sweridiuk

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Fuerte pelea entre dos policías rionegrinos. “¡Cosas de muchachos!, dice Roberto, 74 años

  Fue para estos días del año, pero en 1967. Yo era cabo cadete y …