Valcheta desde el Cerro de la Cruz. Un bello mirador natural puesto en valor por el Municipio

Una feliz iniciativa ha tenido la Municipalidad local para poner en valor un lugar muy querido y referencia ineludible para todos los valcheteros. Es que el denominado “Cerro de la Cruz”, todo un símbolo del “oasis de la Región Sur”.

En lo alto del pueblo como un gigante dormido custodiando al vecindario el “Cerro de la Cruz” se eleva solitario y amable.

La cruz pareciera bendecir con sus brazos a toda la comunidad que abajo se dedica a sus labores cotidianas.

El pueblo extendido entre árboles es una acuarela de plásticas reminiscencias, una clara paleta de pintor que se solaza en el paisaje del vallecito.

Subo al cerro, un verdadero mirador natural, y me deleito al ver lo crecido que está Valcheta. Adivino los edificios y las casas.

Atrás, más atrás, se ve cerro Sombrero, que George Claraz denominó Bonete. Miro la cruz, el símbolo más representativo de la cristiandad, tan lejos en tiempo y distanciade aquella en que murió el Salvador allende en las afueras de Jerusalén.

Me detengo con atención a leer la inscripción que tiene al dorso. Dice en el brazo transversal: “SALVA TU ALMA”. Y en vertical (que significa la ascensión del Señor al Padre) se puede leer: “Santa Misión -Padres Redentores. Hermanas Azules 18-11-53 – Valcheta”.

A mi derecha, los álamos de la chacra donde se elaboran los productos de la “Dulcería El Arroyo”, en la que sus propietarios, Silvia y Urbano, alternan sus tareas con el ejercicio de los pinceles para dejar en el colorido de sus cuadros una fugaz y bella instantánea de los rincones Más lindos del pueblo. Cerca también se ven  los cipreses de la casa taller del artesano Rodolfo Astrada.

Valcheta es una fiesta, un lugar para el disfrute, una alegría cotidiana. Dios ha bendecido con creces a este pueblo enclavado en las estribaciones de la gran Meseta de Somuncurá.

Lo cierto es que hace unos meses un fuerte viento rompió la cruz y varios vecinos se apenaron, porque algo sin duda faltaba. La misma hasta dio nombre al querido barrio “La Cruz”.

Pero, algunos vecinos la resguardaron y desde la Municipalidad surgió la feliz idea de poner en valor a todo el Mirador, con bancos, luces, resguardos y con LA CRUZ restaurada.

Esta Semana Santa, con la presencia de la Intendente Yamila Direne, el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Montelpare, verdadero artífice de la obra, el obispo Esteban Laxague y vecinos, quedó inaugurada.

Si el turista visita Valcheta, recorriendo muchos atractivos, ahora no podrá dejar de visitar el “Cerro de la Cruz”, para tomar fotos del pueblo y pasar un grato momento.

Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Río Negro: La temible bandolera inglesa. Puntería infalible, metía miedo con su presencia

Si León Gieco hubiera conocido la historia de Elena Greengill, la temible “bandolera inglesa”, seguramente …