Arsat y otras dos empresas condenadas por daños ambientales en campos rionegrinos

Personal del grupo de empresas trabajó durante el primer semestre del 2013 instalando cables de fibra óptica a la vera de la ruta 151 y de manera adyacente a dos campos que suman una extensión de 8 kilómetros. La persona que habita ese lugar inició una demanda por daños y perjuicios y refirió deterioros no solo en el alambrado sino daños ambientales.

Se informó oficialmente que la jueza civil de Cipolletti, Soledad Peruzzi, condenó a  las tres empresas y sus aseguradoras a pagar  $2.654.360, más intereses. La sentencia es de primera instancia y aún no está firme porque puede ser apelada.

“La titular de la obra era la empresa Arsat S.A, la contratista Tel 3 S.A y la subcontratista, Constructora GYG SA”, consignó un parte oficial.

La persona que inició la demanda consignó que las empresas comenzaron a desmontar el terreno de manera innecesaria; efectuando movimientos de suelo que afectaron seriamente el alambrado e hicieron una zanja lindera a toda la extensión del campo en la cual enterraban un largo cable de fibra óptica de tres secciones o cuerpos para transmitir señales de teléfono, televisión e internet.

Para resolver, la jueza tuvo en cuenta los dictámenes de los peritos que constataron los daños en el alambrado y el daño ambiental.

La pericia ambiental efectuada por el perito geólogo determinó que “el principal impacto ambiental en la instalación de la fibra óptica (realizado con maquinaria pesada) fue la construcción de un camino longitudinal a lo largo del alambrado que hace en épocas de lluvia de avenida de drenaje la cual fue y es utilizada por el agua de lluvia para su encauzamiento, esto aumenta considerablemente la erosión hídrica, estos trabajos formaron un pequeño terraplén o bordo sobre y a lo largo de buena parte del alambrado que hizo en partes del mismo dique contenedor de las aguas de lluvia que bajan desde el oeste con lo cual se contuvieron esas aguas hasta sobrepasar la cumbre de esos diques y cuando el agua se derramó debido a su mayor volumen erosionó con mayor potencia la zona inmediatamente más baja topográficamente”.

“El paso de las maquinarias produjo la remoción total del encape de suelo, que implica a su vez la remoción de la cobertura vegetal que está representada principalmente por jarilla y por zampa (…) Impactos directos permanentes: se ha modificado la flora…Interrupción de los sistemas de drenaje superficiales…alteración de los cauces naturales con efecto sinérgico en cuerpos hídricos superficiales (lagunas internas del superficiario) y por ende sobre los recursos biológicos de los ecosistemas que deben ser preservados”.

También se incorporó al expediente la pericia de un ingeniero agrónomo.

Concluyó la jueza: “Como consecuencia de lo hasta aquí expuesto, tengo por probado el daño producido en el medio ambiente del suelo en el inmueble de la actora, por lo que haré lugar a la indemnización pretendida, a fin de obtener con las tareas presupuestadas el restablecimiento del suelo a los niveles anteriores a las labores que lo modificaron, dañando el natural curso de aguas ; intentando en la medida de lo posible la recomposición de las cosas a su estado anterior; de acuerdo a los cursos de agua que han sido constatados como desviados por la pericia cumplida en autos”.

 

Fuente: Poder Judicial de Río Negro

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Interés en acuerdo entre  Río Negro y Jujuy por la construcción de plantas termosolares

  En la provincia de Río Negro se expresó interés científico, tecnológico, ambiental y productivo …