Yauhar pidió al Gobierno de Río Negro que prorrogue decreto de desastre agropecuario

 

La legisladora rionegrina Soraya Yauhar pidió al Ejecutivo Provincial que prorrogue, a partir del 22 de este mes y por el término de un año, el decreto Nº 534/2016, mediante el cual se establece el estado de desastre agropecuario por sequía a las zonas de secano comprendidas en los Departamentos de Adolfo Alsina, General Conesa, Pichi Mahuida, Avellaneda, General Roca, El Cuy, Valcheta, San Antonio, 9 de Julio, 25 de Mayo, Ñorquinco y Pilcaniyeu.

La legisladora radical explicó que la norma vigente exime a los productores del pago del impuesto inmobiliario, de patente de automotor y de sellos y también dispone la afectación de partidas presupuestarias para subsidiar a aquellos productores afectados.

Agregó que los productores tuvieron la posibilidad de solicitar esa ayuda ante entidades financieras que operen en la provincia, exceptuándose del pago del impuesto a los sellos, también exento del pago del canon de pastaje de los productores que sean ocupantes de tierras fiscales.

La parlamentaria recordó que “los fenómenos de la naturaleza generaron la mayor crisis de la historia de la Región Sur en lo inherente a la producción ovina y caprina, a partir del año 2006, debiendo soportar una larga sequía, además de un hecho climático sin precedentes como la caída de ceniza de dos volcanes el Chaiten y Puyehue”.

La Región Sur perdió más de 1.500.000 ovinos, más de 20 millones de kilo de lana y más de 4.000.000 corderos no logrados por pariciones muy pequeñas, ello sin tener en cuenta las cuantiosas pérdidas inherentes a la genética.

“Además, no podemos olvidar que la desertificación ya era creciente antes de este fenómeno, imaginemos lo que significo después con sequía y ceniza y a ello se suma la gran problemática de agua tanto subterránea como superficial que fue haciendo que muchos productores se tuvieran que ir de los campos, sacar la hacienda o directamente mal venderla”.

Yauhar lamentó que “ante esta realidad, muchos productores dejaron los campos tanto sea por falta de agua, por pérdida total de su majada o por que lo poco que les había quedado no les alcanza para vivir, generando así un nuevo flagelo, que es el avance de las plagas”.

Consideró que “para que los productores puedan seguir sosteniendo su pequeño capital, produciendo y subsistiendo en el campo necesariamente se deben implementar y continuar con las políticas activas que hagan que el productor pueda mejorar el stock actual, a través de Aportes No Reintegrables (ANR) o créditos, como el Programa de Recuperación del Stock Ovino plateado en una ley votada por unanimidad en la Legislatura en diciembre de 2015, o como con el Plan Provincial que entregaba borregas”.

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Fuerte pelea entre dos policías rionegrinos. “¡Cosas de muchachos!, dice Roberto, 74 años

  Fue para estos días del año, pero en 1967. Yo era cabo cadete y …