Carreras: “Inmejorables condiciones para financiamiento”. Sabbatella: “Inmenso endeudamiento”

 

Los legisladores Mario Sabbatella (FpV) y Arabela Carreras (JSRN) difundieron hace pocos días opiniones acerca de la situación económico-financiera de la provincia y sus perspectivas. A continuación ambas fundamentaciones.

 

SABBATELLA

 

A veces hablamos apurados. A veces priorizamos argumentos que el ciudadano no comprende. A veces se mezclan las propias ideas y también las cuestiones partidarias. A veces somos humanos y no nos podemos expresar con absoluta claridad. Pero nada de eso debe ser un obstáculo para que cada uno de los rionegrinos comprenda lo que significa “endeudar a la provincia”.

 

Se está por votar un inmenso plan de endeudamiento (en dólares) que por supuesto se argumenta con un ambicioso plan de obras públicas. Eso suena bien si se lo dice rápido y repitiendo, cuántas veces la situación lo permita, que la obra pública genera empleo.

 

Pero, dejamos atrás la palabra “endeudamiento” y parece que, como es la provincia la que se endeuda, el Estado el que se endeuda, todos quedamos disfrutando del empleo y de las obras – suponiendo que éstas se realicen en tiempo y forma, sin corrupción y sin generar más endeudamiento para culminarlas – Pero cuando el Estado es el que se endeuda, ¿quién está asumiendo la responsabilidad del pago a los acreedores? Y además en dólares! A nivel personal ¿quién se arriesgaría hoy a tomar una deuda en dólares?

 

Ahí no hay distracción que valga, el único responsable de pagar esa deuda es el ciudadano con sus impuestos aunque también se pagan deudas haciendo sufrir al ciudadano con los ajustes en otras áreas (empleo, salud, educación, vialidad, prevención, etc). Los funcionarios y legisladores pasan, los partidos rotan en el gobierno, pero el único que queda allí pagando, es el ciudadano, el de hoy y sus hijos mañana o sus nietos si aún no pudieron pagar en dos generaciones.

 

Por otro lado nunca debemos olvidarnos que las “deudas” son el producto financiero gracias al cual los Bancos y otros entres monetarios, se llenan los bolsillos. Por lo tanto el Mundo de las Finanzas hará lo imposible por tentar al “Estado” con deudas, total ciudadanos para pagar hay siempre… y siempre el ciudadano pagará. Sin decidir nada, pagará siempre. Y nuestro sufrimiento es lo que les genera a los Bancos y a tantos entes intermedios, sus ganancias.

 

Por lo tanto, cuando el Estado se endeuda, debemos entre todos estar muy seguros de que vale la pena, de que es indispensable, de que es el momento oportuno para asumir una nueva deuda – que se suma a las que ya tenemos – y sobre todo, debemos ser conscientes de con quién asumimos la deuda.

 

Por todo esto – explicado quizás con demasiada sencillez y dejando para los curiosos una mayor lectura sobre deudas del Estado – es que me he expresado con sumo cuidado como legislador de la Provincia de Rio Negro, frente al Plan Castello presentado por el Gobernador Alberto Weretilneck, mi opinión fue detallada por escrito al Consejo del Partido Justicialista que se reunió el pasado viernes 20 enero de 2017 en Las Grutas, con estas palabras: se copia nota textual.

 

Sr presidente del Consejo del Partido Justicialista de Río Negro Dr. Martín Soria S/D

 

Ante la imposibilidad de poder asistir a la reunión a celebrarse en Las Grutas, quiero enviarle estas palabras para manifestar mi oposición al endeudamiento provincial propuesto por el gobernador para el presente año en las condiciones que se han planteado y por la suma de 500 millones de dólares.

 

Considero que los únicos endeudamientos que pueden ser atendibles y por montos muy inferiores al anteriormente expuesto son aquellos destinados al saneamiento de nuestros recursos naturales más preciados como el saneamiento del Río Negro o del Lago Nahuel Huapi y la generación de nuevas y mejores plantas depuradoras. Pero el enorme endeudamiento previsto sólo contribuye a generar más zozobra y poner en riesgo a las futuras generaciones.

 

Atte. Mario Ernesto Sabbatella legislador provincial

 

 

CARRERAS

 

l futuro de Río Negro se construye ahora

Por Arabela Carreras

Legisladora provincial de JSRN

 

El Plan Rionegrino para el Desarrollo Productivo, Energético, de Infraestructura y Equipamiento diseña un camino de crecimiento e integración provincial inédito en la historia de nuestra provincia.

 

Efectivamente, este plan de inversión propone obras claves para que el desarrollo impacte de manera sustentable en cada una de las regiones de nuestro territorio, abarcando aspectos fundamentales tales como el saneamiento y cuidado del agua, la generación de energía, la conectividad terrestre, aérea y virtual y la generación de empleos genuinos y de calidad en todas las regiones productivas.

 

El intenso trabajo que el gobierno viene desarrollando en estos últimos cinco años ha colocado a Río Negro en inmejorables condiciones para aprovechar la oportunidad de financiamiento externo que brinda este nuevo contexto nacional e internacional. Las fuertes inversiones de estos años recientes, aplicando fondos propios y nacionales, permitieron ir superando el fuerte atraso en materia de infraestructura con que nos encontramos al asumir el gobierno en el año 2011. Sin embargo, para imaginar un futuro con desarrollo en el que nuestra provincia logre llevar al plano de la realidad sus enormes potencialidades, es necesaria una inversión de mayor volumen, que contemple un abordaje multidimensional, a fin de que cada uno de los proyectos genere un beneficio en sí mismo y, a su vez, sea disparador de una multiplicidad de oportunidades de nuevas inversiones.

 

En este sentido, hablar de riego y de generación y distribución de energía significa no sólo beneficiar a los usuarios directos, sino también insertarnos en un ambicioso plan nacional de desarrollo, que contempla la ampliación de las áreas productivas en todo el territorio nacional y la indispensable provisión de electricidad para la actividad industrial. El Parque Tecnológico e Industrial de Bariloche permitirá desarrollar actividades industriales con tecnología de punta que contribuya a la soberanía y a la independencia productiva de nuestro país, de manera que además de las actividades primarias que se verán fortalecidas con estas inversiones, también se planifica el proceso de industrialización, para incrementar el valor agregado de nuestros productos.

 

Si pensamos en un Río Negro productivo, debemos también contemplar la circulación de bienes y servicios y, como premisa indispensable, el acondicionamiento de las rutas para transportar la producción hacia los mercados nacionales e internacionales. Es por ello que en este Plan, la inversión en refuncionalización y repavimentación de rutas y caminos, así como el diseño de un nodo de transporte multimodal de pasajeros y de cargas, responde a una larga demanda de los habitantes de la Provincia, pero también a una visión de crecimiento que requiere del acercamiento a los mercados y de la accesibilidad hacia todos los puntos del territorio. Esta conectividad se completa con inversiones en el puerto y en aeródromos en distintas localidades y con un plan de conectividad virtual, adecuado a las exigencias del mundo productivo actual.

 

El turismo constituye una de nuestras principales actividades productivas y es por ello que la planificación de un Centro de Congresos y Convenciones en el destino turístico más destacado de la Provincia resulta una inversión clave para ampliar la oferta de servicios con el objetivo de superar la estacionalidad tan marcada en esta actividad.

 

 

El cuidado del agua, un aspecto clave del desarrollo

 

El Plan Rionegrino diseña este ambicioso proyecto de crecimiento económico y productivo sin descuidar la imperiosa necesidad de invertir en obras que mejoren la calidad de las aguas, evitando la contaminación urbana e industrial, y optimizando el aprovechamiento de este vital recurso natural.

 

El Gobierno de Río Negro viene trabajando en obras fundamentales de saneamiento, como el colector cloacal de San Carlos de Bariloche, una obra que evitará el volcado de líquidos cloacales al lago Nahuel Huapi. Sin embargo, las inversiones que requieren estas obras resultan del todo imposibles de materializar sin recurrir al endeudamiento internacional. Si bien hay amplia coincidencia en que el futuro de todos depende de la preservación de nuestros recursos naturales, no todos comprendemos que el único camino para lograrlo es con una inversión de gran envergadura que nos permita superar las soluciones cortoplacistas y parcializadas.

 

Con este Plan, el gobernador Alberto Weretilneck brinda a los rionegrinos una oportunidad de construir juntos un futuro mejor para la provincia y sus habitantes, con trabajo para todos, con un medio ambiente más sustentable, con pueblos más vinculados, con mayor integración social, política y económica.

 

Sabemos que las decisiones que hoy tomamos beneficiarán a las generaciones venideras, dado que contribuiremos a la construcción de un territorio con reales oportunidades para todos. Creemos en Río Negro y, sobre todo, creemos en la capacidad de cada uno de los rionegrinos para consolidar en el presente el futuro con que soñamos.

 

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Fuerte pelea entre dos policías rionegrinos. “¡Cosas de muchachos!, dice Roberto, 74 años

  Fue para estos días del año, pero en 1967. Yo era cabo cadete y …