Casonas cerca de Patagones y Viedma: Viejo hotel es ahora Centro Cultural de Villalonga

¡Noventa años mirando el sol nacer desde esta vieja esquina! Hermoso edificio ubicado en una tradicional esquina de Villalonga es testimonio de los primeros tiempos de la fundación de la localidad. Un “Viejo Hotel” convertido hoy en Casa de la Cultura.

Su historia, en sus comienzos, nos cuenta que fue el centro de las actividades sociales, desde casamientos hasta velatorios, pasando por transacciones comerciales y proyecciones cinematográficas, entre otras cosas.

El edificio fue propiedad del Sr. Raúl Cebreiro, quien lo mandó a construir en el terreno a su nombre ubicado en las actuales esquinas H. Irigoyen y Río Colorado, pegado a su vivienda particular cuya construcción fue finalizada en mayo de 1930. Dicha vivienda aún persiste pero con algunas con reformas.

El 9 de julio de 1931 se inauguró como hotel, destino para el cual fue construido.

El arquitecto Gerardo Bares realizó un pequeño análisis de su arquitectura y resalta que “es un estilo neo colonial con esencia de casa chorizo con un patio en claustro y galerías. El estilo neo es discutible ya que al no tener revoque exterior determina su expresa antigüedad. El dato del aljibe es clave también, ya que nos demuestra que en sus inicios no existía la red de agua.”

El Viejo Hotel contaba con 13 dormitorios (actualmente 10 que se utilizan como aulas), pisos de madera y además contaba con un salón que era utilizado como bar.

El edificio tenía dos sótanos y en sus inmediaciones tenía un terreno en el cual se ubicaban las caballerizas.

En sus comienzos, el hotel fue atendido por el Sr. José Santos y a partir del año 1942 por el Sr. Isnardo Dupuy y su esposa Margarita Gandolfo, continuando luego su hijo Mario, quien anexó la parada de ómnibus La Puntual hasta mediados de 1960, como así también se agregaron los rubros de bazar y cristalería en sociedad con el Sr. Luis Bianchi.

En la década del 70 pasó a ser atendido por el Sr. Neto Brown junto a su esposa y finalmente por el Sr. Alejandro Eisman.

A finales de 1970 y principios de 1980 la música disco se hizo presente y por un breve periodo el salón funcionó como un boliche bailable o discoteca, que recibió el emblemático nombre de “Viejo Hache”.

Durante cuatro décadas (1930-1980) de interrumpida atención de laboriosos inquilinos le dieron vida y ritmo a esta tradicional y emblemática esquina, imprimiéndole cada uno un sello propio hasta luego transformarse en inquilinato.

A fines de 1980 el abandono fue cubriéndolo de silencio y pena, pero por suerte esto no duró mucho.

El día 15 de septiembre de 1993 en las instalaciones del viejo Hotel Villalonga comenzó un nuevo e ininterrumpido ciclo de actividades. En este caso fueron actividades culturales centralizados en La Casa de la Cultura “Viejo Hotel de Villalonga” impulsado por un grupo de jóvenes y adultos respaldados, especialmente, con el compromiso y acción de las autoridades municipales de entonces, (Intendencia Haroldo Lebed y delegada Diana Haure de Kreitz ) se diseñó y ejecutó la “operación rescate” de las descascaradas paredes que mostraban ladrillos, testigos silenciosos del tiempo. De ese hecho pasaron ya 28 años. (Fuente: Libro de actas. Acta N°. 1)

Desde entonces la institución ha sido conducida y gestionada por una Comisión con estatuto propio, acompañada por las autoridades municipales que se fueron sucediendo a lo largo de este tiempo. Cabe destacar que la Casa de la Cultura es autónoma, pertenece a la comunidad de Villalonga y ha sido reconocida por el director de Personas Jurídicas como Asociación Civil bajo el expediente 2215-46 277, legajo 01/95. 178.

La Casa de la Cultura concentra las actividades culturales de la localidad, desarrollándose talleres de autogestión, como idioma, danzas españolas, tejidos, dibujo y pintura, entre otros y de Asistencia Municipal como tango, música, teatro, costura, gimnasia. Asisten 313 personas entre niños, jóvenes y adultos. También sus instalaciones sirven para cuando las comisiones intermedias necesitan un espacio para reunirse.

Cuenta con 10 aulas (hoy algunas son oficinas).Tiene un salón amplio con ladrillos a la vista. Cocina, baños

Un baño externo en la galería, que aún conserva la grifería original del hotel.

La galería interna con una parra hermosa, y en su centro el aljibe que aún se mantiene de la época.

En una de las aulas (Galera Mora) se conserva el piso de madera original.

La atención está a cargo de dos personas, una coordinadora y su auxiliar de coordinación, como así también un personal de maestranza. Estos cargos y el espacio que ocupa la oficina de IOMA son sustentados por el Municipio, lo demás es sostenido y gestionado por una comisión que realiza eventos y gestiones de subsidios para su funcionamiento integral y especifico como es mantener y sostener desde el punto de vista edilicio un edificio que es, casi, tan antiguo como el pueblo y así conmemoramos sus 90 años.

Que contenta me pone saber que se valora el patrimonio histórico en nuestros pueblos, que hoy muchas personas se esfuerzan por recuperar estos espacios que, aunque no ofrezcan los mismos servicios que antes, mantienen vivos los recuerdos y todo lo que alguna vez marcó un inicio en el futuro que hoy tenemos. Si no conocemos y valoramos el pasado es muy difícil construir un futuro. Eso es lo que nos debe mantener unidos como pueblo.

Gracias a Flavia que me ayudó por WhatsApp a construir esta historia a partir de las fuentes y gracias a todos los integrantes de esta hermosa Institución de Villalonga.

Fuentes

Recopilación Néstor A. González. –

Archivo Casa de la Cultura “Viejo Hotel”

Prof. Liliana Piccolini

Texto: Noelia Sensini, en Facebook

Hilario Ascasubi (provincia de BS.As.)

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Madre de joven adicto de 19 años pide internación domiciliaria. Está detenido en Prefectura Patagones

Carolina Fernández, madre de Santiago Laborde, detenido por venta de drogas y “policonsumidor” de estupefacientes, …