Grupo Mardane de Patagones: 32 años con música y descendientes de alemanes del Volga

En 1989, tres adolescentes descendientes de alemanes del Volga, Marcelo, Daniel y Edgardo Ginter, formaron una banda. Al poco tiempo Florencio Ginter, padre de los dos primeros, aportó el infaltable acordeón. Años después su nieto, Marcos, sumó la batería.

1989, Patagones. Dos hermanos, Marcelo y Daniel y un primo, Edgardo Ginter se juntan para formar una orquesta y la llaman Mardane, por las siglas de sus nombres. Tienen 12, 15 y 18 años y son descendientes de alemanes del Volga. No sueñan con hacer música, la hacen.

Para ellos la música es algo concreto, tangible, una práctica y un arte que traen en el adn. Es parte de su infancia y su cultura. Han escuchado y visto a sus tíos y abuelos tocando la música típica y yendo al rescate de las tradiciones de su pueblo.

El 4 de febrero del año 1989 se presentan por primera vez en el cumpleaños de su abuela y dan inicio a una historia que continúa hasta el día de hoy. Luego, realizan presentaciones en clubes, escuelas, peñas folclóricas, y bailes, hasta la actualidad.

A esa primera formación, compuesta por teclado, guitarra y batería; se sumó en 1990 Florencio Ginter, papá de Marcelo y Daniel, para aportar el infaltable acordeón.

Juntos se animaron a las polkas, gaitas, milongas, rancheras, chamamés y cumbias.

Con el tiempo, la formación de la banda fue cambiando, pasaron distintos músicos e intérpretes pero el espíritu de amor por la música siguió intacto. Durante más de tres décadas llevaron alegría, sueños y cultura a eventos familiares y festejos vinculados a la comunidad.

Por eso, el Concejo Deliberante de Patagones declaró de interés municipal a la agrupación en su  32° aniversario declarando su orgullo por poder mencionar que “son de Patagones”.

“Aquellos descendientes de los alemanes del Volga imprimieron su música típica y característica con acordeón, entrelazándola con música nuestra y de otros inmigrantes. Así han llegado a nuestros oídos y hemos bailado al ritmo del paso doble, la cumbia, la milonga, el cuarteto, entre otros ritmos musicales”, se destacó en la declaratoria de interés.

“Mardane celebra su 32°aniversario y se merece por su tesón, alegría y trayectoria artística obtenida, un reconocimiento. Es por ello, que este Honorable Cuerpo cree oportuno llevar a cabo este homenaje y más aún luego de un año donde la pandemia que nos atraviesa a nivel mundial, vio imposibilitados estos encuentros familiares donde se combinan música, baile y fraternidad como símbolo de unión en cada encuentro”, se destacó.

Marcelo, aquel miembro fundador, que tenía 12 años, pudo asistir con orgullo a la incorporación de su hijo Marcos a la banda, en la batería aunque ahora el grupo está en un momento de reestructuración, entre otras cosas, por el impacto de la Pandemia.

“Siempre hicimos música comercial, popular y bailable. Hemos tocado a lo largo de tantos años un repertorio amplio. Hacemos música para escuchar o para bailar, siempre buscamos tocar lo que más suena”, señaló.

Han actuado en muchos lugares en los que se difunde la tradición de los Alemanes del Volga y también hacen música comercial actual, con un amplio repertorio.

“Nos gusta, es más bien un hobby, siempre fue un proyecto familiar y de amigos; fue mas bien un grupo de amigos, mas allá de que se fueron cambiando los integrantes con los que nos presentamos en cumpleaños de 15, casamientos y bailes familiares”, expresó.

“La familia, todos descendientes de Alemanes del Volga, mis tíos, mis abuelos, todos hacían música y se siguió la tradición y eso nos dio mucha satisfacción. Hay gente a la que le cuesta entender que hay quienes todavía hagamos este tipo de música”, concluyó.

Los integrantes  actuales son: Marcelo Ginter (teclados,  acordeón  y voz); Pablo Aschemacher (guitarra,  teclados y coros); Rubén Obregón (batería y coros) y Bárbara Fantón (voz femenina y coros).

 

Texto: Anahí González Pau
agonzalez@lanueva.com

 

Título original de la nota: Mardane: tres generaciones al rescate de las tradiciones y la banda sigue tocando

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Río Negro: La temible bandolera inglesa. Puntería infalible, metía miedo con su presencia

Si León Gieco hubiera conocido la historia de Elena Greengill, la temible “bandolera inglesa”, seguramente …