Inicio Destacados Caza furtiva, mal negocio para ganaderos, más problemas para el ambiente. Denuncias

Caza furtiva, mal negocio para ganaderos, más problemas para el ambiente. Denuncias

 

El conflicto de productores ganaderos con carnívoros autóctonos se ve agravado por la permanente incursión de cazadores furtivos que matan “todo bicho que camina”. Así se va empobreciendo el campo, van quedando sólo los montes y ya no se ven las manadas de guanacos o cuadrillas de choiques, cuando antes abundaban y satisfacían el apetito del gran cazador patagónico: el puma.

 

Cada especie silvestre, más allá de su derecho a la vida, cumple roles fundamentales en el ecosistema en el que ha evolucionado, al menos los últimos 10.000 años. En Río Negro, la presencia del ganado ovino data de no más de 140 años y el conflicto no fue siempre igual, según nos cuentan abuelos de más de 85 años, que “cuando ellos eran chicos”, la delimitación con alambrados que hoy conocemos de los campos no existía, por lo tanto a las ovejas se las pastoreaba, sumado a la abundancia de especies silvestres, la predación era casi nula.

 

¿Qué pasó en la década de 1940 y 1950? Se alambraron los campos y se dejó de pastorear.

 

Por otro lado, la caza furtiva se ha visto incrementada los últimos tiempos, con armas de alto poder, algunas como las de aire comprimido que no requieren ser “legítimo usuario de armas” aprobado por el ex-RENAR, hoy ANMaC, con un poder importante.

 

La cuenta es fácil: la caza furtiva de especies silvestres, principal alimento de carnívoros nativos, no ayuda a la salud del ambiente ni a los productores ganaderos, algunos pequeños que subsisten con frágiles economías, en muchos casos también afectadas por condiciones climáticas.

 

Si conocés cazadores furtivos que matan guanacos, choiques, maras, colectan nidos de choiques y ñandúes, impidiendo así su reproducción, te invitamos a denunciar: puede ser en privado por página en Facebook (guardafaunas honorarios de Río Negro), en la Secretaría de Ambiente de RN, por mail: faunarionegro@gmail.com o bien al teléfono de guardafaunas de la Dirección de Fauna Silvestre, agendá: 2984535540 – 2984632231.

 

También ante las unidades policiales de Seguridad Vial (Camineras), Brigadas Rurales o fuerzas nacionales como Gendarmería, Policía Federal y Prefectura Naval.

 

Texto y foto: Guardafaunas Honorarios de Río Negro

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Matanza de especies emblemáticas: En Viedma buscan imponer multar a autores

  El gobierno de Viedma confirmó la presentación de una ordenanza que multará la matanza …