Investigan si hijo de exgobernador se hizo nombrar cacique para lograr tierras indígenas

 

La comunidad Pueblo Nación Ranquel, de San Luis, está intervenida. La Justicia intenta determinar qué sucedió.

Los hermanos Rodríguez Saá dominaron la política de la provincia de San Luis por 40 años. Alberto fue gobernador en cinco oportunidades, mientras que Adolfo gobernó tres periodos. Por su parte, “Albertito” Rodríguez Saá (el hijo de Alberto) hizo honor a su apellido y volvió a dar pruebas de la enorme vocación de poder de la familia: en una maniobra escandalosa, que ya está en manos de la Justicia, se hizo nombrar cacique de los ranqueles de la provincia.

Si bien Albertito, como cacique, no puede pretender alcanzar el poder y dinero que acumularon su tío y su papá siendo gobernadores, el presupuesto, los animales de cría y las grandes extensiones de tierra que son propiedad del Pueblo Nación Ranquel no son para menospreciar. Allí, en la reserva originaria, hay 8.000 vacunos, 120 caballos y 130 búfalos en una extensión de 66.000 hectáreas de campo.

En otras palabras, estos terrenos tienen, en conjunto, la extensión de 66 kilómetros cuadrados, el equivalente a la superficie de la Ciudad de Buenos Aires multiplicado por tres. Por otro lado, el presupuesto que manejan también es enorme. Entre los meses de marzo de 2022 y julio de 2023 las cuentas bancarias de la explotación económica tuvieron un movimiento por $283.400.000. Los manejos de esos fondos son materia de investigación de la Unidad de Información Financiera de la Nación, ante la sospecha de posible lavado de dinero.

Hacia fines de 2017, Albertito Rodríguez Saá, el ex senador Gustavo Freixes y la secretaria de este último, Sofía Aguilera, invocaron una orden del gobernador de ese entonces y manejaron la administración de la comunidad y todos sus negocios sin darle participación a la comunidad. Pero además, los tres se hicieron llamar “lonkos” (es decir caciques de la comunidad), por una Asamblea que el Cacique depuesto, Víctor Baigorria, dice que nunca existió.

Como si todo esto fuera poco, el 6 de diciembre último, -cuatro días antes del final de su gestión- el gobernador Alberto Rodríguez Saá le transfirió 50.000.000 de pesos a su hijo y a los supuestos Lonkos Freixes y Aguilera. Por suerte, ese pago nunca se realizó, pero igualmente está siendo investigado por la Justicia.

En este momento, la comunidad Pueblo Nación Ranquel está intervenida. El nuevo gobierno restituyó en su cargo a Víctor Baigorria, quien será lonko normalizador hasta que la comunidad celebre una nueva Asamblea y nombre las nuevas autoridades. A Baigorria lo acompañarán dos normalizadores con competencias técnicas: el abogado Darío Oviedo y el médico veterinario Carlos Armondarian.

Texto: Daniel Malnatti, Canal 13 y TN

 

About Raúl Díaz

Check Also

El temor pombero. ¿Se ha llevado a varios chicos, incluso un reciente sonado caso?

Una de las más antiguas leyendas del litoral se ha actualizado tristemente dado que algunos …