Envían 10 vagones de tren carbonato de sodio de Río Negro a Tucumán. 250 toneladas

La empresa Álcalis de la Patagonia (ALPAT), del Grupo Indalo, envió a Tucumán 10 vagones con carbonato de sodio para abastecer las litieras del Norte argentino. Un hecho histórico que involucra a tres empresas ferroviarias.

 ALPAT, la única empresa productora de carbonato de sodio de Sudamérica, realizó el primer envío de soda ash por transporte férreo desde su planta de San Antonio Oeste hacia San Miguel de Tucumán. El lote está destinado a la zona del “triángulo del litio” en el Norte argentino y busca abastecer las litieras de la zona.

El accionista de Grupo Indalo Fabián de Sousa reconoció el esfuerzo de la familia de Álcalis. “Hasta no hace mucho tiempo, estábamos pensando en si planta se cerraba, si los 400 trabajadores directos y los 600 indirectos tenían que buscar otro destino”, recordó. “Habíamos atravesado uno de los procesos más difíciles: un proceso de persecución que arrancó en 2016 y que significó la pérdida de capacidad por no poder hacer mantenimiento e inversiones”, completó.

“El esfuerzo y la mancomunión de los trabajadores y quienes llevaban adelante gerencialmente el proceso, junto al acompañamiento sin restricciones de los representantes sindicales hicieron que podamos reordenar la compañía y hoy estar en un escenario de producción para exportar al mundo nuestros bienes y servicios“, agregó.

De Sousa explicó que “el hecho de tomar medidas económicas un día y otras distintas al otro hace difícil pensar en el futuro industrial de la Argentina, pero hoy tenemos este tren y la planta volviendo a su nivel de producción original. Es más, estamos trabajando para ampliar el volumen a 330 mil toneladas en una primera fase y a 500 mil toneladas en una segunda fase. Tenemos un modelo de país que nos permite soñar y materializarlo en inversiones, en trabajo, en acuerdos para que esas inversiones sean sustentables y viables”.

La formación, compuesta por 10 vagones, arrancó desde San Antonio Oeste, Río Negro. El traslado de las 250 toneladas del producto, a través de una logística sin precedentes, involucró a varios actores a lo largo de 2.300 kilómetros. La acción se consolida como un hecho inédito: se trata del trayecto más largo que haya realizado un tren de carga en la historia ferroviaria nacional.

“Este logro forma parte de la expansión comercial que atraviesa Alpat y va en consonancia con la apertura hacia el mercado del litio que comenzó a proyectar desde comienzos de 2023”.

Para llevar adelante el trabajo fue muy importante la sincronización de tres empresas ferroviarias: el Tren Patagónico en el trayecto de San Antonio Oeste a Bahía Blanca, la empresa Ferrosur Roca para el viaje de Bahía Blanca a Buenos Aires y el Nuevo Central Argentino para el tramo final hacia Tucumán.

Ante el nuevo paradigma de electromovilidad y con el aumento exponencial de la producción del litioAlpat invirtió este año u$s250 millones para ampliarse, acompañar la nueva demanda y exportar a 5 países de la región.

Su planta está ubicada en San Antonio Oeste, provincia de Río Negro, en el extremo de Punta Delgado. En la actualidad, en la empresa trabajan más de 400 personas de manera directa que producen 170 mil toneladas de carbonato de sodio al año.

El litio: un mercado para posicionarse

La empresa del Grupo Indalo se prepara para abastecer el boom de la industria del litio. Alpat proyecta que, para 2024, sólo en el litio, se van a requerir casi 550 mil toneladas anuales de carbonato de sodio, por lo que el aumento de la producción ayudará a abastecer el mercado interno generando al país un importante ahorro de divisas.

En las últimas semanas, las autoridades de la empresa cerraron una transacción de venta de 3.000 toneladas de soda ash a una empresa litiera china ubicada en Fiambalá, provincia de Catamarca.

Se trata de un hecho trascendental ya que abre las puertas del mundo del litio y permite cumplir con algunos objetivos trazados meses atrás: el posicionamiento del producto nacional frente al importado, la reafirmación de los altos estándares de calidad del producto, la implementación de nodos de procesos en el norte argentino (dadores de empleo local) y la diversificación de la cartera de clientes.

Qué es el carbonato de sodio?

“El carbonato de sodio, también conocido como soda Ash, es una sal blanca soluble en agua y es materia prima que se utiliza en procesos industriales, como en vidrio, jabón en polvo, papel, perfumería, alimentos balanceados, metalurgia, petróleo y gas y otros químicos”, explicó Emilio Castillo, gerente general de Alpat, a C5N.

“Actualmente es un insumo codiciado porque se utiliza en el mercado del litio, para precipitar el litio de la salmuera”, agregó.

¿Cómo se produce el carbonato de sodio?

El carbonato de sodio puede obtenerse de dos maneras, tanto de manera natural a partir de minerales, como también de manera sintética. El natural se obtiene del mineral “trona”, mediante procesos mecánicos y físicos que da como resultado una sal pura cristalina.

El sintético, que es el que se produce en Alpat, se elabora a través de dos materias primas principales que son la sal y la piedra caliza y se genera mediante el proceso de amoníaco de Solvay.

Relación con la comunidad

En diálogo con C5N.com, el intendente de San Antonio Oeste, Adrián Casadei, explicó que, junto al turismo, Alpat es el principal eje de la economía de la ciudad.

“Alpat es lo que nos permite a nosotros tener una economía estable durante todo el año. Todo lo que se produce en la fábrica tiene directa vinculación con nuestra sociedad”, señaló el intendente.

Luego destacó que la empresa además de contar con más de 400 empleos directos genera más de 300 puestos de trabajo indirectos. “Es la mayor empleadora que nosotros tenemos. La masa salarial de Alpat supera los 100 millones de pesos. Para una sociedad de 35 mil o 40 mil habitantes es de una importancia ineludible. Si no tuviésemos Alpat no tendríamos los 35 mil habitantes ni viviríamos de la manera que vivimos”, puntualizó Casadei.

Entre las distintas instituciones con las que colabora Alpat se encuentra el comedor “El Progreso”, donde todos los días concurren cerca de 60 chicos y 20 adultos. “Alpat siempre está trabajando a nuestro lado. Es una empresa muy solidaria. En todos estos años nos ha colaborado con mercadería, ropa, calzados, muebles y camas para la gente y sillas para el comedor”, destacó Marta Millache, dueña del comedor.

Fuente: diario AMBITO. Capital Federal

About Raúl Díaz

Check Also

Recuperarán y pintarán 20 vagones del Tren Patagónico. Invertirán $539.000.000

  Ayer se llevó a cabo la apertura de ofertas para el pintado de vagones …