Detectaron gran cantidad de perros potencialmente peligrosos sin registrar en Bariloche

Durante una reciente jornada de vacunación y desparasitación de perros en tres barrios de Bariloche, personal del área de Coordinación de Sanidad Animal detectó “gran cantidad de perros que, por sus características o por su raza, son considerados potencialmente peligrosos”.

Fuentes oficiales aseguraron que “se trata de una situación que genera posibles riesgos y conflictos, por eventuales ataques a otros animales e incluso a personas”.

Por ese motivo, recordaron que hay un registro especial para inscribir a los perros de razas consideradas potencialmente peligrosas, de acuerdo a la normativa vigente.

Explicaron que, si bien todos los canes de cualquier raza deben ser patentados en el municipio, existe además el Registro de Perros Potencialmente Peligrosos, fijado por ordenanza, en el que los propietarios de determinadas razas deben inscribir específicamente a sus animales.

“Las ordenanzas municipales y leyes provinciales vigentes al respecto establecen como razas potencialmente peligrosas a las siguientes, sin perjuicio de eventuales modificaciones del listado: rottweiller, dobermann, dogo argentino, fila brasilero, pitbull terrier, american staffordshire, staffordshire bull terrier, mastif, bull mastif, dogo de burdeos, mastín napolitano, bull terrier, presa canario y akita inu”.

“También se consideran peligrosas a las razas que por su carácter agresivo, potencia de la mandíbula o musculatura, pudieran causar la muerte o lesiones graves a personas u otros animales, o aquellas que hayan sido entrenadas tanto para la defensa como para el ataque”.

La principal recomendación para los dueños de ese tipo de animales es buscar asesoramiento sobre su tenencia y cuidado, acercándose al Departamento de Veterinaria y Zoonosis municipal (en calle San José S/N, Barrio Ñireco) o llamando al 442-6262, donde pueden realizar el registro de los canes.

En todos los casos los perros deberán estar albergados en lugares seguros y resistentes, que impidan su salida a la vía pública, señalizados con la inscripción “perro peligroso”. En caso de pasearlos, deben estar con bozal y correa segura. Es preciso evitar daños a los transeúntes, y tener precaución con la presencia de niños ante respuestas inesperadas. Además, el dueño debe tomar todos los recaudos del caso ante la presencia de otras mascotas o animales de fauna silvestre.

Pidieron a la comunidad barilochense “que tome conciencia de que no se debe adquirir animales potencialmente peligrosos si no se tiene el conocimiento para manejarlo o las instalaciones para albergarlo”.

Finalmente, advirtieron que “en San Carlos de Bariloche no hay ningún criadero de razas potencialmente peligrosas habilitado ni personas autorizadas por el municipio para comercializar dichos animales”.

 

FOTO ILUSTRATIVA

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Viedma: A punta de pistola le robaron el auto a una mujer y la dejaron atada

  El hecho sucedió este viernes alrededor de las 9 horas en Alsina 800, cerca …