Polémica por 1.132 asesores de 72 senadores.  Nombran a 10 por más de $1.000.000

 

La situación irregular había sido anticipada por TN. Se analizarán los últimos dos años de contrataciones y el cuerpo legislativo deberá expresarse dentro de 30 días corridos. Habrá veedores sindicales en el estudio.

El Senado de la Nación está en el centro de los cuestionamientos en los últimos días. La decisión de aumentarse el sueldo en un momento de fuerte ajuste del Gobierno dejó a los legisladores en un lugar incómodo de cara a la sociedad.

Pero además, un informe de TN reveló un número de asesores sideral, que conllevan un gasto de $840 millones mensuales. Se trata de 1132 empleados para 72 senadores. Fue tal el revuelo en la Cámara Alta que se hizo oficial la conformación de una comisión para revisar las contrataciones en el Senado.

Hay dos clases de asesores: los de planta transitoria y los de planta permanente. Para los primeros -que suelen ser los de más confianza- cada senador tiene un presupuesto mensual de $11.676.000. Son 7000 módulos con un valor de $1668 cada uno. El legislador decide cómo repartir ese dinero y no tiene tope de designaciones, es decir, puede nombrar a 10 personas con salarios de más de un millón de pesos o a 20 con sueldos de alrededor de $500.000.

“Es necesario crear una Comisión de Análisis de la Dotación (CAD) del Honorable Senado de la Nación con el objeto de proceder al estudio y revisión funcional de los recursos humanos”, señala el documento que salió del Senado en las últimas horas. Y agrega: “El ingreso de personal permanente al Honorable Cuerpo y su categorización requiere la acreditación de idoneidad y antecedentes que respeten la observancia de los recaudos establecidos por la Constitución Nacional”.

En la misma línea, el texto señala que “es oportuno revisar el estado de la dotación de personal y los actos administrativos de designación de agentes a la planta permanente del HSN y su relación con las necesidades de servicios de carácter permanente de este órgano legislativo y el mejoramiento de la eficiencia prestacional del mismo”.

Respecto del trabajo que se hará en la Cámara Alta, se establece que “el estudio comprenderá los últimos dos (2) años de gestión e incluirá un análisis de la designación, capacidad y ubicación laboral de las plantas permanente, temporaria y contratados; las re categorizaciones; los agentes con destino en tramite y con requisitos jubilatorios”.

Según se indica, los resultados del análisis de las contrataciones se conocerán “dentro de treinta días corridos desde la firma del presente, prorrogables de ser necesario”. Además, se aclara que se invitará a las Asociaciones Sindicales con actuación en el Senado de la Nación “a participar de las actividades que indique la comisión creada por el presente en calidad de veedores”.

Actualmente, el Senado tiene unos 4000 trabajadores entre planta permanente y transitoria. Cuando una persona no logra trabajar en ningún despacho, se la suele ubicar en las comisiones, en donde realizan trabajos administrativos, como recibir los proyectos, procesarlos y dar un informe. Si nada de esto ocurre, entra en un proceso de stand by de seis meses hasta que se define su situación.

El interrogante mayor es conocer el número de asesores de la planta permanente que no fueron recibidos en ningún despacho y debieron ser reasignados a otras tareas. Se habla de al menos 1000 personas. Para muchos legisladores estos son los denominados “ñoquis”, porque no siempre cumplen con sus funciones o terminan en sectores que no requerían más personal.

 

About Raúl Díaz

Check Also

Misterioso cráter gigantesco en la Meseta de Somuncurá, Río Negro y Chubut

La gran Meseta de Somuncurá (como alguien dijera: un secreto de remotas edades en acecho) …