Operativo en Bahía por un secuestro extorsivo en Viedma. “Maniatado con correa de perro”

También hubo un procedimiento en Bahía San Blas. La Policía Federal detuvo a dos personas y secuestró una importante cantidad de dinero en efectivo.

La Policía Federal detuvo el jueves a dos personas, una de ellas en la ciudad de Bahía Blanca, acusadas de haber secuestrado y herido a una persona para que les entregara dinero que le exigían tras la venta de un vehículo.

Voceros oficiales de la fuerza de seguridad indicaron que el hecho se produjo hace algunos meses, cuando la víctima adquirió una camioneta Dodge Ram perteneciente a uno de los imputados a cambio de 30 mil dólares.

El comprador retiró el rodado pero no lo abonó en el momento, comprometiéndose a hacerlo en el corto plazo.

Luego de unos días el vendedor reclamó el pago, pero el sujeto le indicó que no tenía el dinero y lo volvió a vender para saldar la deuda.

Las fuentes señalaron que al entregar la plata el acreedor le dijo “que con ello cubría solamente los intereses y que por ese motivo le seguía debiendo los 30 mil dólares pactados inicialmente”.

En manos de los captores

Explicaron que el mes pasado el denunciante recibió amenazas y que en una oportunidad fue interceptado por tres sujetos armados, dos de los cuales, según refirió, eran quienes le reclamaban la plata.

Dijo que fue llevado a punta de pistola hasta una vivienda ubicada en las afueras de Viedma, donde lo mantuvieron secuestrado durante varios días.

Comentó que fue maniatado con una correa de perro y golpeado por los captores.

El hombre comentó que finalmente lo dejaron ir, pero que poco después volvieron a abordarlo y le efectuaron dos disparos, uno de los cuales le rozó una de las piernas.

Explicó que su padre es comerciante de Carmen de Patagones y que los sujetos lo llamaron desde su teléfono y le dijeron al hombre que si quería volver a ver a su hijo “debía firmar la sesión de derechos de una propiedad familiar a su nombre, para lo cual le iban a enviar un escribano a su domicilio”.

El damnificado fue nuevamente liberado y decidió denunciar lo ocurrido en la Fiscalía Federal de Viedma, por lo que se puso en marcha la investigación.

 Procedimientos y detenciones

A partir de la toma de declaraciones testimoniales y el análisis de registros fílmicos y de comunicaciones, la Policía Federal reunió elementos que determinaron una serie de operativos realizados ayer.

Uno de los procedimientos fue efectuado en la localidad de Bahía San Blas, donde el principal imputado se encontraba de forma ocasional, por lo que los efectivos montaron un operativo especial y abordaron al sospechoso cuando subía a una camioneta.

En poder del sujeto incautaron 4 millones de pesos y un teléfono celular.

El restante se desarrolló en las afueras de Bahía Blanca, donde la policía detuvo a otro sospechoso.

Indicaron que se movilizaba en una camioneta Volkswagen Amarok y que al advertir la presencia de los uniformados intentó escapar.

En el rodado hallaron un bolso con ropa y un millón de pesos, por lo que los investigadores presumen que pretendía darse a la fuga.

Los voceros indicaron que también se produjo el allanamiento de la vivienda en la que el denunciante habría estado retenido contra su voluntad.

Por último, señalaron que los detenidos –no se informaron las identidades- y los elementos incautados quedaron a disposición de las autoridades judiciales.

Fuente: La Nueva, Bahía Blanca

Fotos: Policía Federal

Otra versión oficial del hecho

 Operación “Noticias de un secuestro”: La Policía Federal Argentina detuvo a dos hombres por secuestro extorsivo y amenazas

La Policía Federal Argentina, dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación, detuvo este jueves a dos hombres acusados por el delito de secuestro extorsivo y amenazas luego de un importante operativo en las provincias de Río Negro y Buenos Aires.

La historia se remonta a unos meses atrás, cuando un hombre decidió comprar una camioneta Dodge modelo RAM, propiedad de uno de los detenidos. Habían acordado un pago de 30 mil dólares, pero al retirar la camioneta, el comprador no abonó el dinero en el momento. Pasados unos días y ante los reclamos del titular para saldar la deuda, el deudor admitió no poder pagar el vehículo, con lo cual lo vendió al mismo valor que se había comprometido a saldar. Al llevarle el dinero a su acreedor, éste le respondió que con ello cubría solamente los intereses y que por ese motivo le seguía debiendo los 30 mil dólares pactados inicialmente.

A partir de allí se produjeron varias amenazas, hasta que, en febrero, el hombre fue abordado por tres sujetos armados mientras manejaba su vehículo particular. En el acto, pudo reconocer a dos de sus captores ya que eran quienes lo amenazaban por la supuesta deuda. Así, fue trasladado a punta de pistola a una finca en las afueras de Viedma, donde lo mantuvieron secuestrado sujeto con una correa de perro. Allí lo mantuvieron cautivo durante días y lo golpearon con vehemencia para luego dejarlo ir. Al poco tiempo, los delincuentes volvieron a asaltarlo y aprisionarlo. En esta oportunidad, el amedrentamiento se elevó al grado de efectuarle dos disparos, uno de los cuales le rozó la pierna. Luego, no conformes con ello, los involucrados se contactaron con el padre de la víctima, comerciante de la localidad de Carmen de Patagones, y desde el teléfono del hijo le dijeron que éste poseía una deuda con ellos, que lo mantenían cautivo y que, si quería volver a verlo con vida, debía firmar la sesión de derechos de una propiedad familiar a su nombre, para lo cual le iban a enviar un escribano a su domicilio.

El hombre finalmente fue puesto en libertad, pero ante esta circunstancia límite, decide radicar la denuncia ante la Fiscalía Federal de Viedma. Por la gravedad de los hechos y la peligrosidad que mostraron los delincuentes, la fiscalía solicitó la participación de la Policía Federal Argentina, la cual trasladó una brigada operativa a dicha ciudad para evaluar las pruebas existentes y los requerimientos a realizar para iniciar la investigación criminal.

De esta forma, los agentes federales del Departamento Antisecuestros Sur realizaron diversas tareas de campo, que incluyeron amplias entrevistas a la víctima, análisis de los lugares de los hechos, búsqueda y observación de registros fílmicos y una amplia solicitud de información técnica para cotejar el tráfico de llamadas telefónicas. Con la totalidad de las pruebas recabadas, el Juzgado Federal de Viedma emitió dos órdenes de allanamiento en las localidades de Viedma y Bahía Blanca.

No obstante, antes de que se efectuaran los procedimientos, los federales obtuvieron el dato de que el principal imputado se hallaba en San Blas. Ante esto, se dirigieron a aquella localidad bonaerense y montaron una discreta vigilancia ya que, si bien se había ordenado su captura, no había orden de allanamiento de esa vivienda. Así, aguardaron fuera del lugar y, al advertir que el investigado salía de la finca, lo interceptaron cuando intentaba abordar su camioneta y allí mismo lo aprehendieron. El hombre llevaba 4 millones de pesos que fueron confiscados junto con su celular y el vehículo.

Mientras tanto, en la ciudad de Bahía Blanca se llevó a cabo el otro procedimiento con la cooperación de la División Unidad Operativa Federal de esa ciudad y del Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF). Los efectivos desplegaron un amplio dispositivo cerrojo mediante el cual detuvieron al segundo buscado casi en las afueras de la ciudad. El operativo no fue fácil, ya que, a último momento, el sospechoso se percató de la presencia policial e intentó escapar a bordo de una Amarok. Al intentar huir embistió a uno de los móviles, pero gracias a la pericia del chofer policial pudo ser capturado. El delincuente llevaba varias mudas de ropa y casi un millón de pesos en efectivo, lo cual hacía sospechar que pensaba fugarse. La policía consiguió, entonces, detener al secuestrador e incautar el dinero, su teléfono celular y la camioneta.

Finalmente, ya con ambos implicados detenidos, se procedió al allanamiento de la finca ubicada en las afueras de la ciudad de Viedma, que fuera lugar de cautiverio de la víctima. El personal especializado del Gabinete Científico y de Criminalística llevó a cabo el levantamiento de rastros existentes para ser analizados en laboratorio. Los detenidos junto con los elementos secuestrados, quedaron a disposición del magistrado interventor.

Fuente: Gobierno nacional

 

About Raúl Díaz

Check Also

Cesó agencia periodística de Viedma. Palabras de su director, Omar Nelson Livigni

  En mi condición de propietario y director de la Agencia Periodística Patagónica (APP) cumplo …