Habilitan sendero en Río Negro para observar hongos. “Es una exploración científica”

En el sendero Puente Romano, ubicado en el Bosque Municipal Llao Llao, a 25 kilómetros del centro de la ciudad de Bariloche, se puede recorrer 800 metros de sendero señalizado con cartelería. En ese lugar se encuentra información acerca de las distintas especies de hongos que hay en la zona, su morfología, reproducción e identificación.

La propuesta surge del interés oficial de Río Negro de visibilizar el denominado Reino Fungi, a partir de “micosendas”, que pone en valor a la naturaleza proponiendo una exploración científica para los turistas y pobladores que son los que se vuelven protagonistas.

Se informó que “ya está instalada la señalética que recorre el Mundo Fungi en San Carlos de Bariloche, donde se puede conocer el inmenso universo de los hongos a través de una exploración científica”.

El proyecto es coordinado por la Agencia Río Negro INNOVA y el Centro de Investigación Forestal Andina Patagónica (CIEFAP). La instalación de la senda micoturística se pudo concretar mediante un convenio firmado con RN Innova y la Municipalidad de Bariloche.

El proyecto de investigación es dirigido por Paula Peris, de la Agencia Río Negro INNOVA; y por Carolina Barroetaveña y Belen Pildain, referentes de CIEFAP/CONICET.

La Agencia tiene la autoridad para gestionar y habilitar, a través de convenios específicos, las sendas que se implementen en las diferentes localidades a fin de contribuir también a la prevención a través de la educación ambiental vinculada a la transferencia de conocimiento. Cabe destacar que la segunda Micosenda por instalar se encuentra en El Manso, lindando con la frontera de Chile.

“Estos proyectos surgieron con financiamiento provincial, del Consejo Federal de Inversiones y de Nación, desde donde se concretan proyectos interdisciplinarios que generan trabajo calificado en micoturismo, con la formación de guías especializados en la producción de alimentos, como las gírgolas y productos derivados del reino fungi en los restaurantes y en los hogares de la provincia”.

Esta iniciativa de turismo científico es posible gracias a la colaboración del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECYT), de la Secretaría de Ambiente de la provincia, de la Municipalidad de Bariloche y a su dirección de Áreas Protegidas, y del Ente del Llao Llao.

 

About Raúl Díaz

Check Also

Pesar por los fallecimientos de dos servidores públicos de la provincia de Río Negro

Autoridades del Ministerio de Salud de Río Negro y del Hospital de Cervantes (Alto Valle) …