¿Sabías que, en principio, los caramelos fueron elaborados como medicamentos?

 

Una de las teorías mas aceptadas dice que fueron los médicos, hace más de 4.000 años, quienes introdujeron una pastilla endulcorada con la que se intentaba  ayudar a quienes padecían malas digestiones, por lo que se deduce que “los caramelos” nacen ante la necesidad del hombre de contar con un alimento que sirviese de sustento, especialmente para sus viajes.

Otras informaciones relacionadas con el advenimiento de los caramelos afirman que eran utilizados como medicamentos para calmar la tos y la irritación de garganta, así como  para descongestionar las vías respiratorias, suavizar las náuseas y la acidez estomacal y además calmar la ansiedad por el tabaco.

De acuerdo a informaciones, los primeros dulces que se crearon contenían pulpa de frutas, cereales y miel, es decir nada novedoso y al parecer eran utilizados por viajantes y mercaderes a quienes ayudaban a soportar largos trayectos, ya que les proveía energía en forma rápida.

Existen documentos de la época o tiempos de Noé que los viajeros preparaban una pasta dulce y jugosa para la que utilizaban frutas y cereales e incluso los egipcios lo preparaban con miel, moldeándolos de distintas formas.

En la India, donde ya se había descubierto el azúcar, conocida además como caña de miel, da lugar a que aparezca la designación de “caramelo” y posibilite desarrollar nuevas y mejores técnicas de repostería y convertiría al “caramelo” como un producto de lujo.

Poco después, aparecieron los caramelos “grageados”, o sea  recubiertos de azúcar o chocolate y rellenos con frutos secos, pasas y otros productos. La producción industrial  se remonta a 1850, cuando en los Estados Unidos comienza a producirse caramelos industrialmente.

Otras versiones afirman que el caramelo fue inventado por los indios alrededor del año 250 de nuestra era y los comerciantes de la India y Persia fueron los que llevaron  los mismos a Europa, donde se les dio uso farmacéutico al mezclarlos con hierbas amargas, dándoles  uso de  como pastillas para quitar la tos

En España, para sus pequeños habitantes, los “Caramelos Mauri”  representan los mejores momentos de la infancia, convirtiéndose en un clásico entre 1870 y 1880, mientras que la tradicional caramelería se instaló en el país para el deleite de los más pequeños en 1903.

A todo esto, en 1860 se produjo lo que muchos señalan como una verdadera revolución, la costumbre de masticar distintos alimentos y, en este sentido, lo primero que aparece      es la savia del abeto, que al solidificarse,calmaba la sed, merced a que provocaba la excitación de las glándulas salivares.

De inmediato “la goma de mascar”, que aparece de la mano de T. Adams cuando en 1860 comienza a utilizar el “Chicle”, material importado de Yucatán y Bélice, como goma base.

Esta nueva materia aporta dos importantes propiedades, además la gran capacidad, en especial su elasticidad, que ha permitido la salida al mercado de “chicles”  con distintos sabores, entre ellos, fresa, menta y otra interesante variedad, como también diversas formas.

Otras referencias halladas, referidas a estos medicamentos golosinas, afirman que como el azúcar no era un producto conocido en el mundo mediterráneo antiguo, los caramelos se endulzaban con miel. Por lo tanto, los zumos y jugos vegetales eran convertidos en una sustancia viscosa para luego ser sometidos a un proceso de secado.

Así se obtuvo la primera materia prima para hacer caramelos que en ese entonces ya se utilizaban higos, dátiles, nueces, pulpas de fruta, cereales  y distintas especias.

A  todo esto, hay que destacar lo que muchos, curiosamente, como  griegos y romanos, a pesar de ser pueblos que eran más amigos de lo salado que de lo dulce, consumían caramelos, aunque no los daban a los niños, sino solo a ciertos enfermos.

Es importante destacar que a Europa los primeros caramelos llegaron por comerciantes de la India y Persia, aunque lo hicieron para uso farmacéutico y se los mesclaba con hierbas amargas.

Como comentario aleatorio, se puede destacar también que solo los ricos y los reyes se podían dar el lujo de consumir los remedios durante los siglos 15 y 16, cuando el azúcar tenía un precio demasiado elevado.

Podemos afirmar que con el tiempo los caramelos se convirtieron en la golosina mas reclamada por los más pequeños y en cada país se elaboran de acuerdo a las preferencias en cuanto a sabores e ingredientes.

De acuerdo a estudios realizados, el gusto que predomina en el mundo es el tutti frutti y cerezas, aunque existen otras preferencias, por caso en Asia, donde las conocidas como “caramelos paleta”, las preferidas o más reclamadas son aquellas que traen un insecto en su interior… Y bueno, gustos son gustos.

Eduardo Reyes, escritor y periodista de Viedma

Las Grutas  –  Río Negro

 

 

About Raúl Díaz

Check Also

Le robaron la camioneta a punta de pistola: un seguro no quiso cubrir el hecho

  Una mujer oriunda de Viedma sufrió el robo de su camioneta Amarok en el …