Dicen que rally sobre áreas protegidas no fue autorizado. Prometen sumario y “fuerte multa”

La secretaria de Ambiente y Cambio Climático de Río Negro, Dina Migani, aclaró que la competencia de rally tipo Dakar, que se desarrolló a través de toda la costa rionegrina desde Viedma hasta el Sur de la provincia, “nunca contó con ningún tipo de autorización para que pueda realizarse”.

Se informó oficialmente ayer que desde la Secretaría se notificará a los organizadores de la empresa responsable de este evento, llamado “Adventure Rally Raid 2022”, se les abrirá un sumario e impondrá “una fuerte multa”.

El daño ambiental provocado por los conductores de numerosas motos sobre áreas naturales protegidas de la costa marítima rionegrina sería muy importante.

Migani señaló: “Tomamos conocimiento e intentamos llegar al lugar y contactar con el organizador, pero no lo hemos podido lograr. Al finalizar también intentamos contactarlos en el hotel donde estaban hospedados, pero tampoco hemos podido. Quisimos contactarnos con ellos para solicitarles si tenían algún tipo de autorización”.

“En la Secretaría de Ambiente nunca se solicitó autorización para desarrollar estas actividades en la costa, y sobre todo en áreas naturales protegidas. Evidenciamos una fuerte infracción a la ley 3266, que es la ley de impacto ambiental, y a la ley 2669 que es de áreas naturales protegidas”, agregó.

Migani concluyó que “todas las empresas tienen la obligación de presentar un proyecto comentado qué actividades y donde se van a desarrollar, de esta manera la Secretaría de Ambiente evalúa el impacto, se aprueba o se modifica con el fin de de que la actividad se pueda desarrollar, cuidando el ambiente y cuidando el paisaje.

Antecedentes. Notas publicadas por el diario RÍO NEGRO

 Polémica en Las Grutas: un helicóptero y 200 motos circularon por las playas del Sur, como parte de un “Dakar” para aficionados

Nadie sabe quién autorizó a una empresa de turismo aventura a realizar un circuito por el lugar, que, como todo el corredor de playas, es un Área Natural Protegida.

Un helicóptero realizó vuelos rasantes en las playas de El Sótano, ubicadas al Sur de Las Grutas, como parte de una actividad que se realizó en la costa e incluyó la participación de al menos 200 corredores de motos aficionados, a los que acompañaron vehículos equipados para hacer de soporte durante el recorrido.

Las imágenes comenzaron a viralizarse y generaron el asombro de vecinos y entidades. Es que en la zona están prohibidas acciones que generen un fuerte impacto ambiental, y se desconoce quién autorizó a esa firma privada, llamada “Adventure Rally Raid”, a usar el área como parte de un circuito que intenta emular al Dákar.

El titular de esa firma (que tiene su sede en Buenos Aires) es Andrés Memi, un ex piloto profesional que participó en el rally Dákar.  Junto a otros colegas desde hace unos años él ofrece circuitos de turismo aventura orientados a motoqueros aficionados, que quieran aprender trucos de manejo de esos expertos. Por eso organizan experiencias que replican recorridos y situaciones que podrían vivirse en escenarios como los que propone la competencia internacional.

Esta sería la tercera edición de esa actividad, pero la primera en La Patagonia. Lo preocupante es que aquí los corredores circularon por zonas dónde no puede realizarse ninguna incursión de esa índole, debido a que las leyes de protección ambiental lo prohíben expresamente.

En el balneario lo que más asombró, más allá del despliegue de los motoqueros por la playa, fue ver al helicóptero realizar vuelos rasantes por la zona de la restinga, esa superficie rocosa que conforma el lecho marino, y es hábitat de múltiples especies, como los clásicos pulpitos patagónicos.

La autoridad local de conservación del Área Natural Protegida Bahía San Antonio no estaba informada de esto”, manifestaron referentes de una de las ong’s ambientalistas que integran ese organismo.

Justamente ese espacio fue creado para abordar temas vinculados al resguardo de la zona. Lo conforman el Estado y entidades civiles. A saber, las carteras de ambiente tanto municipal como provincial, el área de pesca, turismo, la coordinación de guardas ambientales, la organización ambientalista Inalafquen y la Universidad Nacional del Comahue (Unco), entre otras.

Por lo que sabe los motoqueros también estuvieron en Playas Doradas, Sierra Grande. Allí está el parque nacional Islote Lobos, que era reserva provincial desde 1977 y fue declarado parque en junio de este año. Lo preocupante es que trascendieron imágenes en las que se ve a uno de los organizadores de la actividad abrazando al guardaparque de la zona, con la leyenda “gracias por acompañarnos y dejarnos pasar”.

demás, en otra foto puede verse a la camioneta oficial de parques nacionales acompañando a los motociclistas. Y también una imagen del intendente Renzo Tamburrini (FDT) con los privados que realizaron la actividad.

En esa área el pingüino patagónico tiene la colonia ubicada más al Norte, que está en pleno crecimiento. También es un sitio de cría del gaviotín real, y nidifican especies de ambiente húmedo como biguás y garzas brujas, moras y blancas. Por otra parte, existen apostaderos de lobos marinos de uno y de dos pelos.

Las autoridades fueron consultadas cuándo se viralizó lo ocurrido, pero todavía no informaron nada al respecto.

Por lo que anuncia la empresa “Adventure Rally Raid” a través de sus redes sociales este evento comenzó el día 7 y se extendió hasta el 11 inclusive, aunque se desconoce el recorrido que los motociclistas y el equipo del organizador, Andrés Memi, realizarán. Se sabe que ya pasaron por Viedma, que habrían llegado el martes por la tarde a Las Grutas, mientras que ayer miércoles recorrieron las playas del Sur del balneario y también Playas Doradas, en Sierra Grande.

Por otra parte, la firma fue contactada por este medio para consultarles si poseían autorización para el evento y, de poseerla, quién se las había emitido. Pero manifestaron que recién en la mañana de hoy responderían a eso, a través de un encargado de prensa.

 Dakar amateur: el intendente del parque nacional Islote Lobos confirmó que “las motos pasaron, pero despacito”

Aseguró que antes les dieron una charla a los pilotos “para explicarles por qué no se autorizaba una carrera ahí”. Y que establecieron un protocolo, que entre otros puntos impedía “llevar a familiares y amigos” e ir “con un kit de prevención para derrames de combustibles”

POR VANESA MIYAR

11/11/2022

“Las motos pasaron, pero despacito. No dejamos que llevaran el helicóptero, ni siquiera que sobrevolara un drone. Y sólo permitimos que los acompañara un vehículo de refuerzo. Además, entraron por un camino de 5 km, que es un paso que suelen utilizar los pobladores rurales. Y los acompañó el guardaparque Leonardo Juber y un empleado del Parque, con la camioneta oficial. Para que ninguno se desviara”.

Así justificó Ricardo Pereyra, el intendente del Parque Nacional Islote Lobos, de Sierra Grande, la incursión de “75 motociclistas” del Dakar de aficionados que organizó la firma “Adventure Rally Raid” al área que debería custodiar, en la que el pingüino patagónico tiene la colonia ubicada más al norte, que está en pleno crecimiento.

“Hace cerca de dos meses nos enteramos de lo que la empresa quería hacer. No podían llegar con el rally. Pero nuestra delegación técnica regional en Bariloche, compuesta por diferentes expertos, preparó una evaluación ambiental expeditiva en la que determinó que si venían por el trazado de la ruta que está pegado al Parque no sería un problema, si es que lo hacían cumpliendo con estrictos requisitos” relató.

Esa zona que Pereyra describe abarca la punta norte del Parque Nacional. El intendente detalló, también, el “protocolo de tránsito” que escribieron para autorizarlos.

“Se les aclaró que podían pasar con las motos, pero despacito. Tenían prohibido detenerse, salvo en un sector en el que, si querían, podían parar. No podían entrar con acompañantes ni espectadores. Tampoco llevar el helicóptero, y sólo contar con un vehículo de apoyo. Debían llevar un kit de prevención de derrame de combustibles y se revisó a cada vehículo antes de pasar, para garantizar que no tuvieran derrames o fallas” enumeró el intendente.

Además aseguró que, al llegar a la zona, “se les dio una charla previa de introducción al Parque Nacional, donde se les explicó por qué no se permite hacer una carrera ahí”. Por último el hombre detalló que “las motos fueron acompañadas por el guardaparque Juber y un empleado nuestro, y el recorrido, que duró casi dos horas, no pasó ni cerca de los lugares de nidificación de los pingüinos”.

Pereyra también puntualizó que a la empresa le manifestaron, cuándo los anoticiaron del recorrido que se les aprobaba, que desde la firma debían ocuparse “de hacer la tramitación con la que debían manejarse fuera del Parque”. Destacó que les avisaron que debían acudir “al área de ambiente de la Provincia, pero que eso correría por cuenta de ellos”. Después, según consignó, no chequearon si tenían esa autorización, porque “eso era algo que a nosotros como Parque no nos correspondía”.

Las insólitas declaraciones de Pereyra, que justificó punto por punto el accionar de los motociclistas y el personal de Parque, también dejaron lugar a una serie de incógnitas.

Ocurre que el recorrido que realizó el grupo se inició en las playas del sur de Las Grutas, y ellos unieron, por áreas costeras, la distancia que divide esa localidad de la zona serrana. Si desde el balneario partieron con un helicóptero y múltiples vehículos de gran porte se desconoce cómo los mismos no continuaron por el derrotero previsto, ya que todo el grupo se concentró en Playas Doradas tras partir de tierras grutenses.

Cabe recordar que Pereyra fue designado como intendente del Parque Nacional Islote Lobos cuándo éste se creó, en junio de este año. Antes el lugar era reserva provincial, una categoría que poseía desde 1977. El intendente del área todavía reside en Bariloche, porque aún no le “fue designada una vivienda oficial en Sierra Grande, pero desde la zona andina coordino a mi equipo de trabajo” aseguró.

FOTO: DIARIO RÍO NEGRO

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

¿Es la serpiente el símbolo de la desobediencia y la muerte o quien trae salvación y bienestar?

  Para las religiones monoteístas como el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, la serpiente …