Hijos de recolectores de residuos aprendieron a esquiar en Bariloche. “Experiencia fantástica”

 

Son doce chicos; algunos visitaron por primera vez el Cerro Catedral. Ninguno se había subido a un medio de elevación. Todo fue por iniciativa de empleados la Delegación Municipal en el centro de esquí, quienes comenzaron a planear que los hijos de los recolectores de basura pudieran aprender a esquiar y conocer el cerro. La idea surgió por parte de Martín Alonso, quién se lo comentó a sus compañeros de trabajo y de inmediato se pusieron manos a la obra en el proyecto.

Los hijos de los empleados que recolectan residuos son 12 y todos pudieron aprender a esquiar. Alonso le dijo a El Cordillerano que “comenzamos a charlar con los compañeros de trabajo, había que conseguir todo, hasta las comidas de los chicos. Uno de los compañeros, Marcelo Barra se ocupó de darles las clases, Julio López comenzó con las tratativas de conseguir los pases (para dos días ya que el primero era en la base). La ropa para todos los chicos fue conseguida gracias al negocio Bula, los esquíes fueron prestados por Fisher y Vertical, la comida fue del restaurante Norte Sur de Mario Rolando Bustamante y el transporte y la merienda corrieron a cargo del SOYEM. En poco tiempo logramos tener todos los elementos para que estos pequeños barilochenses pudieran conocer Catedral y aprender a esquiar”.

Alonso explicó que “los chicos terminaron esquiando por algunos caminitos de Catedral. La experiencia fue fantástica, verles la cara de asombro y alegría recompensa todo, porque nunca se habían imaginado subir por un medio de elevación a esquiar”. La iniciativa fue un primer puntapié de estos empleados que ya tienen como objetivo que más chicos, puedan acceder a conocer el centro de deportes invernales de la ciudad.

Fuente: diario El Cordillerano

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Buenos Aires insiste en tomar agua del río Negro y acordar el cupo correspondiente

La Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires mostró su apoyo al proyecto de …