Hallaron un cuadro de Hitler en Patagones. Estaba en el hall de una vieja casona

 

En la Patagonia se suelen contar muchas historias y leyendas vinculadas con personajes del Tercer Reich y a veces con el mismo Adolf Hitler, que han alimentado crónicas y hasta novelas sobre el tema. Incluso los avistajes en la costa patagónica de submarinos nazis y las andanzas del almirante Canaris por estos lares. San Carlos de Bariloche fue sin duda alguna un enclave de donde se radicaron algunos jerarcas del régimen.

El escritor Juan Carlos Beltrán en su ameno libro sobre Carmen de Patagones rescata hechos históricos, personajes y anécdotas de “la ciudad más austral de la provincia de Buenos Aires”.

Escribe que “otro hecho curioso y de cierta comicidad me ocurrió cuando allá por el año 1944 había ido a visitar un amigo. Ambos teníamos doce años. Su padre, que supo vivir en un cercano campo con muy buena producción, había comprado una casona muy pintoresca cercana a un bulevar (Alsina e Italia). La misma tenía una sala donde había un lindo billar y allí pasábamos unos ratos muy entretenidos”.

“Una tarde nos retirábamos de ese lugar y pasamos –cuenta Juan Carlos Beltrán- por un hall muy solemne y algo oscuro, en el cual se hallaban ubicados unos siete sillones de cuero muy grandes y mullidos. Mirando un cuadro que estaba colgado en la pared vi con un pequeño esfuerzo que se trataba del rostro de Adolfo Hitler y no tuve mejor idea que decir con cierto elevado tono: “¡Heil Hitler!” sin darme cuenta que en esos sillones habían unas ocho personas que ante mi insólita expresión se levantaron con rapidez y todos gritaron “¡Heil Hitler!”. Salí rápidamente del lugar diciendo por lo bajo “¡Qué metida de pata!”

Aclara nuestro autor que “se puede dar cuenta el lector que a nuestra edad y en aquellos años, de política no sabíamos nada, ni quiénes eran los del “eje” o los “aliados” y menos aún quienes eran los hombres que nos gobernaban en nuestro país. Años más tarde sí supimos cual erala realidad que imperaba aquí y allá”.

Recuerda Beltrán que en esa misma casona sucedió años después un hecho realmente trágico con un hombre fallecido por una pelea de negocios.

Pequeñas historias de nuestros pueblos patagónicos, donde también se mezclan realidad y ficción.

Texto: Jorge CASTAÑEDA

Valcheta Río Negro

About Raúl Díaz

Check Also

La acusaron de provocar un incidente vial, pero en realidad salvó a víctima del hecho

  Una enfermera profesional de Cipolletti presenció un incidente vial en la calle San Martín …