El gaucho y la tierra parecen estar unidos en una eterna relación de amor

 

Que riqueza hay en una sonrisa ¿no? cuántas historias en las miradas, las arrugas de un rostro, los callos de sus manos. Cuánto arte hay en una persona, en sus canas, en la sencillez de su ser.

Que belleza hay en la tierra sureña, esos paisajes, su cielo, sus pasturas, su flora, su fauna.

El sol en la Patagonia incluso puede verse diferente, lleno de vida y alegría como también de nostalgia.

El gaucho y la tierra parecen ser uno, están unidos en una eterna relación de amor. El paisano la cuida y ella le provee, él siembra y ella germina.

Es algo tan increíble que a veces es difícil de explicar cómo de un lugar donde muchos ven soledad y pobreza, uno puede ver la riqueza de solidaridad, la amistad, el compañerismo.

Para mí viajar y ver estas tierras es algo único. ¿Podría ir a una playa? si ¿conocer otros lugares? por supuesto. Pero la Línea Sur es donde mi corazón siempre elige estar.

Amo sacar fotos. No soy fotógrafa, no sé de fotografía, pero siempre aspiro a contar una historia a través de eso tan inmortal que es la imagen.

Considero que lo importante no es la calidad, tener la mejor cámara y plasmar con ella lo que está de moda o saber mil recursos.

Para mí para obtener algo que valga la pena, hay que agarrar la cámara y capturar sentimientos, cultura y tierra patagónica.

Siempre, siempre, siempre hay que empezar amando lo nuestro.

Texto y foto: Luciana Mirán (Viedma)

 Poblador sureño: Alberto Torres

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Madre de joven adicto de 19 años pide internación domiciliaria. Está detenido en Prefectura Patagones

Carolina Fernández, madre de Santiago Laborde, detenido por venta de drogas y “policonsumidor” de estupefacientes, …