Río Negro: Piden intervención de reserva Punta Bermeja y cambio de autoridades de organismo

 

Un grupo de vecinos del balneario La Lobería, a 60 kilómetros de Viedma, encabezado por la abogada viedmense Samanta Arias López, presidenta de la asociación civil “Punta Bermeja”, señaló que “desde hace unos años, con la creación de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable la reserva faunística Punta Bermeja ha perdido la esencia y objetivo esencial por la que fue creada: la protección del lobo marino de un pelo y de los demás animales silvestres que se hallaran en ella.

Desde el verano pasado, al observar diversas irregularidades, los vecinos de Lobería venimos pidiendo la intervención estatal de la reserva faunística Punta Bermeja, ello por haber quedado constatado que su modo de funcionamiento no es acorde al ambiente y a la protección de la fauna silvestre, solicitando un cambio urgente de autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente en referencia a altos cargos y al encargado de reservas provinciales, debiendo considerarse omisiones fundamentales en referencia a los deberes que le competen en sus funciones de protección y cuidado de la fauna silvestre del lugar.

Entre los casos recientes observados se destaca el de los loros barranqueros que murieron de inanición el verano pasado. Los vecinos y turistas nos acercábamos a llevar a las aves agonizantes a la reserva a fin de que los guardafaunas los socorrieran, pero en reiteradas ocasiones se negaron a hacerlo.  En cambio, observábamos cómo pasaban las camionetas de Secretaria de Ambiente con bolsas negras levantando los loros del suelo en vez de hacer algo por su rescate, ya sea darles alimento y/o agua, debido a su condición de hambruna que estaban sufriendo los pichones.

Fue evidente y absoluto el abandono a la fauna autóctona silvestre que se llevó a cabo en referencia a este tema, siendo los mismos vecinos de la Comarca quienes comenzamos a llevar semillas y agua a fin de salvar a la colonia de loros barranqueros, creando un semillero al lado del faro de El Cóndor.

Sin embargo, el descripto no fue el único caso de abandono de la fauna autóctona, habiendo sido estos hechos omisivos recurrentes por la entidad: en enero de este año los vecinos de Lobería debimos lidiar con el completo abandono de cuatro cachorros de lobo marinos de un pelo lactantes, desamparados por sus madres a pocos metros de la bajada principal, donde hasta presenciamos la llegada de dos motocross por la playa y a menos de un metro de las crías.

Cabe resaltar que aunque nos apersonamos en la institución requiriendo ayuda para los animales, presentando notas y juntamos firmas a fin de que se bregara por el rescate de las dos crías sobrevivientes a ese momento y el envío de las mismas una fundación como “Fauna Argentina” que se ofreció a socorrerlas, las crías fueron muriendo de a una, debiendo los vecinos y turistas encontrar sus cuerpos en la playa sin vida, no habiéndose hecho nada por su rescate desde la entidad. Debe resaltarse aquí que la muerte de un cachorro de lobo marino es una pérdida muy sentida para una colonia de animales que ha sido perseguida y diezmada por sus pieles y grasas, y que se extendía hace décadas hasta playa bonita, reduciéndose hoy a un pequeño sector que es la reserva.

La población de lobos marinos de un pelo va creciendo lentamente, por eso la muerte de una cría es una pérdida irreparable, debido a que cada cachorro forma parte de un ciclo vital que se pierde.

Como los casos relatados no han sido los únicos, debido a que los mismos son incontables siempre en similares situaciones dentro de la reserva en referencia a distintas especies de fauna silvestre autóctona, desde este lugar venimos a solicitar a la provincia la urgente intervención de nuestra reserva Punta Bermeja, debido a que no se están cumpliendo los fines por la que fue creada en la década del ´70: la protección a fin de la repoblación de la colonia de lobos marinos de un pelo y demás animales silvestres, requiriendo el cambio urgente de altas autoridades y del encargado de “Reservas provinciales” por personas idóneas en las materias de “medio ambiente y ante todo fauna silvestre”.

También desde este sector solicitamos la realización de algún convenio de provincia con fundaciones de rescate de fauna silvestre, a fin ello de que se realicen trabajos de rescate y rehabilitación de fauna silvestre en la reserva Punta Bermeja, ante todo de la especie  lobo marino de un pelo, como así se realizó durante años en tanques australianos y piletas creadas al efecto.

Es fundamental que las cosas se acomoden en la reserva “Punta Bermeja” y que la institución provincial “Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable” comience a ser dirigida por personas empáticas a los animales de la zona, debido a que estamos atravesando el peor momento de abandono de la fauna autóctona silvestre visto desde hace décadas, lo cual como vecinos del balneario La Lobería y responsables latentes de la reserva de loros barranqueros y lobos marinos de un pelo, nos alerta y ante todo nos preocupa al extremo.

Texto: Samanta Arias López (Viedma)

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Defraudación al IPROSS: Imputan a empleada de Auditoría Odontológica y 11 afiliados

  El Ministerio Público Fiscal imputó a 12 personas por diversas maniobras defraudatorias que perjudicaron …