Inicio Destacados Un poema al arroyo Valcheta. Por Jorge Castañeda

Un poema al arroyo Valcheta. Por Jorge Castañeda

Hace ya muchos años –en la década del 70- lucía en el despacho del intendente municipal un hermoso texto encuadrado donde el  siempre recordado periodista de San Antonio Oeste don Miguel Nicotra Montenegro realiza un emotivo homenaje a la localidad de Valcheta o mejor dicho a su arroyito del mismo nombre, por haber apagado la sed de los sanantonienses durante muchos años.

El agua del arroyo era transportada por el trencito aguatero con los recordados vagones tanque que aún hoy se ven olvidados en algún ramal muerto, como un viejo y oxidado homenaje a aquellos esforzados trabajadores del riel que en forma continuada hacían el viaje de San Oeste a Valcheta y viceversa.

Hoy en el pintoresco puente ferroviario sobre el arroyo se pueden ver las viejas tomas de agua, las cisternas y ya nada queda de aquellas mangas deshilachadas por el viento patagónico y de aquella casilla de techo parabólico que fuera desarmada, pero quedando en el recuerdo de algunos nostalgiosos de aquella gesta benemérita.

En San Antonio Oeste, en la hermosa escultura de la recientemente fallecida artista plástica Dolores Fallada de San Antonio Oeste, quedó esculpida para la posteridad aquellos versículos bíblicos sugeridos por el padre Octavio Rossatto: “Cavarás la tierra, brotará el agua y beberá el pueblo”.

En agradecimiento el pueblo de San Antonio donó a Valcheta una hermosa fuente que está ubicada en la plaza San Martín, restaurada recientemente por la Municipalidad.

Pero, volviendo al cuadrito en cuestión don Nicotra Montenegro dejó para siempre con sus versos inmortalizado para siempre este servicio cuando una vez Valcheta obsequió el agua de su arroyo a su ciudad hermana. La sentida cuarteta seguramente expresa el agradecimiento de todo un pueblo y por eso merece ser rescatada del olvido.

Hoy el cuadro con los versos se puede observar en el Museo Provincial “María Inés Koop”. Su texto completo dice:

ARROYITO DE VALCHETA: San Antonio era chiquito, casi un bebé. Tú lo alimentaste cual humilde y bendita madre que le da el vivificante fluido de su pecho generoso”.

“San Antonio, muchos años después, medio siglo después, a pesar de no ser ya un bebé, sino un hombre grande, y también con grande destino, con un profundo y sacro espíritu de gratitud no te ha de olvidar jamás, y por eso te dice, parafraseando a Andrade:

“No morirá tu nombre,

Ni dejarás de murmullar un día;

Mientras haya un viejito en San Antonio

Con toda su añoranza: ¡Y alma bravía!

Muchas Gracias, mil gracias

Arroyito de Valcheta

Ofrenda Miguel Nicotra Montenegro”.

Seguramente otros tiempos, donde comunidades y pueblo bregaban por causas comunes y estaban unidos en el logro de sus intereses comunes.

Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

Desde hace muchos años tanto en la Municipalidad como en el Museo “María Inés Koop, se puede apreciar un hermoso texto enmarcado de don Miguel Nicotra Montenegro en el que realiza un emotivo homenaje a la localidad de Valcheta, en especial a su arroyito del mismo nombre, por haber apagado la sed de los sanantonienses durante muchos años. 

El agua del arroyo era transportada en los ya casi olvidados tanques aguateros. Hoy quedan en Valcheta las viejas tomas de agua, la cisterna y las mangas.

El director del periódico local “Comentarios” dejó inmortalizado para siempre ese servicio que Valcheta prestó a su ciudad hermana y lo agradece en una hermosa cuarteta que merece ser rescatada del olvido.

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Localizan a cuatro cazadores furtivos que mataron jabalí con 10 perros de varias razas y tamaños

Cuatro sujetos fueron localizados por policías de la Subcomisaría 53 de Guardia Mitre, cuando arrastraban …