Hace dos años, el arreglo de vehículo para municipio costó $105.000, pero aún no funciona

 

La reparación de la combi Mercedes Benz Sprinter que estuvo al servicio del taller Ruca Nehuén de San Antonio Oeste costó $105.432, hace dos años, pero aún no funciona. Dos funcionarios locales certificaron facturas de las erogaciones, según fuentes oficiales.

Ahora, la Comisión de Economía, Presupuesto y Hacienda del Concejo Deliberante, que se reunió el viernes pasado, determinó encomendar al Tribunal de Cuentas Municipal que inicie juicio de cuenta y responsabilidad a los funcionarios que intervinieron en este caso.

El rodado trasladaba a jóvenes y adultos con capacidades especiales que concurren a la entidad.

Entre los fundamentos se mencionó la respuesta del Tribunal de Cuentas a un pedido de informes en el que se indicó que “al vehículo le realizaron tres reparaciones en un taller de Viedma por un total de $105.432 desde 2015 pero sigue sin estar en funcionamiento, a pesar de lo cual tanto los funcionarios Luis Noale como Federico Garriga Lacaze certificaron las facturas de las erogaciones”.

“Se desconoce y será motivo de la investigación si el vehículo se hallaba en garantía y en ese caso porque los funcionarios no hicieron uso de la misma y cuáles fueron las causas de las roturas del vehículo”.

La ordenanza 2920 prevé la realización de juicios de cuentas o responsabilidad cuando por su negligencia funcionarios causan daños al patrimonio municipal, pudiendo el Tribunal de Cuentas establecer sanciones económicas para los responsables.

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Una estatua para Pulpito, un personaje muy querible de Las Grutas

Cualquier turista que se precie notará en Las Grutas una gran ausencia. Ya no está …