Asumieron tres funcionarios rionegrinos. ¿Fin de pujas en cargos y de internas políticas?

 

Adriana Santagati, actual defensora adjunta, asumió hoy la titularidad de la Defensoría del Pueblo de Río Negro, en reemplazo de Nadina Díaz, quien pretendía continuar en el cargo por otros cinco años.

Durante la mayor parte de ese período la relación de funciones en el organismo entre Díaz y Santagati no fueron buenas. Es más, muchos indicaron que se registraron momentos traumáticos y además que ni se hablaban.

Ahora, la viedmense se desempeñaría sin internas a la vista al frente del organismo de control.

Mientras el bloque de legisladores de JSRN votó en pleno a Santagati, la mayoría de la bancada del Frente para la Victoria votó en contra, proponiendo para el cargo de defensor del Pueblo al ex secretario de Derechos Humanos de Río Negro de la gestión AW, el viedmense Néstor Busso.

Los frentistas que respaldaron a Santagati son Ariel Rivero, Javier Iud y María Maldonado. En los pasillos surgieron comentarios que habría quedado expuesta una “grieta” política por el apoyo a la nueva defensora del Pueblo, en línea con la decisión del oficialismo JSRN.

Al final, 31 votos nominaron a Santagati y hubo 12 negativos.

Entre los tres legisladores que no estuvieron en la sesión, no figuró el reginense Oscar Díaz, padre de Nadina Díaz.

El roquense César Domínguez ocupará el cargo de defensor adjunto.

En el inicio de la sesión, por unanimidad, la Legislatura designó al viedmense Roberto Meschini vocal del Tribunal de Cuentas, en reemplazo de Juan Huentelaf, quien asumió el cargo durante la breve gestión del ex gobernador Carlos Soria.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Justicia a  favor de empleado que le descontaban todo el sueldo por pago de créditos

  Por medio de la defensa pública de El Bolsón, se solicitó una medida autosatisfactiva …