Desde abril están en Río Negro tres estaciones meteorológicas de alta tecnología

 

La provincia de Río Negro adquirió equipamiento de última generación por más de $1.000.000 para el monitoreo de la evolución del pastizal natural mediante la recolección de datos sobre la velocidad del viento, temperatura, humedad del suelo, reflectividad y radiación.

El 6 de abril, recibió los equipos para la puesta en funcionamiento de tres estaciones meteorológicas de alta tecnología que serán instaladas en el Campo Experimental Provincial “La Posta” en El Cuy, en un predio de producción ganadera situado a 30 kilómetros de General Conesa y en otro lugar ubicado al Sur del paraje Paja Alta, en el Departamento de Valcheta.

Con los datos recogidos por distintos sensores en esas estaciones y las imágenes satelitales que proveerá la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) a través de un convenio con el Gobierno provincial, se pretende contar con un mapeo de la situación en campos y diseñar un sistema de alertas tempranas y control con el objetivo de detectar las probabilidades de incendios, sequías o cualquier fenómeno climático que pueda preverse a partir de la interpretación de la información recolectada.

Los monitoreos estarán a cargo de profesionales del área de Recursos Naturales dentro del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, quienes trabajarán de manera coordinada con el resto de las instituciones gubernamentales.

De esa forma, también se pretende fomentar la cooperación entre las instituciones de investigación científica, de desarrollo tecnológico y de empresas productivas, públicas y privadas, evitando la dispersión y duplicación de esfuerzos, según se encuentra contemplado en el Artículo 68° de nuestra Constitución Provincial.

Además, y ante la necesidad de contar con personal capacitado para interpretar  las imágenes satelitales, mediante gestiones de la Secretaría de Planificación, se obtuvo financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI) para que se dictaran tres capacitaciones sobre el procesamiento de dichas imágenes.

Los destinatarios de las instancias de formación son técnicos de las dependencias de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, el Departamento Provincial de Aguas, Catastro, la Secretaría de Ambiente y el INTA Valle Inferior, quienes adquirieron la capacidad de procesar información proveniente de satélites para la extracción de parámetros biofísicos de superficie (temperatura y cobertura vegetal, entre otros) y de generar mapas de receptividad y disponibilidad forrajera existente en los campos de Río Negro.

Según un informe del INTA Valle Inferior, “la probabilidad de ocurrencia de incendios rurales durante el verano depende de varios factores, entre ellos del combustible fino acumulado y las condiciones ambientales imperantes. La acumulación de material herbáceo en el pastizal natural (gramíneas y dicotiledóneas) capaz de iniciar un foco de incendio está relacionada con el tipo de monte, el clima y el manejo del pastoreo”.

A fines del año 2016 e inicios de 2017, el estado de los montes y pastizales, combinado con las condiciones climáticas de la región —marcadas por tormentas eléctricas, temperaturas elevadas, vientos y ausencia de precipitaciones importantes— tuvo como resultado que más de 500.000 hectáreas de campos se vieran afectadas por incendios rurales en los departamentos de Pichi Mahuida, Avellaneda, General Conesa y Adolfo Alsina y que se produjeran inmensas pérdidas económicas en cabezas de ganado, forraje e instalaciones, así como daños ambientales que afectaron la flora y fauna silvestre.

Por eso, la legisladora rionegrina Elsa Inchassendague expresó su sstisfacción ante la instalación de las tres estaciones meteorológicas de alta tecnología en El Cuy, General Conesa y Paja Alta, a los fines de diseñar un sistema de alertas tempranas y control que contribuya a detectar las probabilidades de incendios, sequías o cualquier otro fenómeno climático.

Según un informe del INTA Valle Inferior, “la probabilidad de ocurrencia de incendios rurales durante el verano depende de varios factores, entre ellos del combustible fino acumulado y las condiciones ambientales imperantes. La acumulación de material herbáceo en el pastizal natural (gramíneas y dicotiledóneas) capaz de iniciar un foco de incendio está relacionada con el tipo de monte, el clima y el manejo del pastoreo”.

A fines del año 2016 e inicios de 2017, el estado de los montes y pastizales, combinado con las condiciones climáticas de la región —marcadas por tormentas eléctricas, temperaturas elevadas, vientos y ausencia de precipitaciones importantes— tuvo como resultado que más de 500.000 hectáreas de campos se vieran afectadas por incendios rurales en los departamentos de Pichi Mahuida, Avellaneda, General Conesa y Adolfo Alsina y que se produjeran inmensas pérdidas económicas en cabezas de ganado, forraje e instalaciones, así como daños ambientales que afectaron la flora y fauna silvestre.

 

FOTO ILUSTRATIVA

OFICIALMENTE NO DIFUNDIERON FOTOS DE LAS ESTACIONES

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Río Negro: Distribuirán 11.000 vacunas Sinopharm. Convocan por otras patologías

  En los recientes días, transportaron a la provincia de Río Negro 11.000 vacunas Sinopharm, …