Apellidos: Se usan desde el año 2.850 antes de Cristo. Los más comunes y llamativos

 

Los apellidos aparecieron en el año 2.850 antes de Cristo en China, aunque el uso de estos se oficializó en Europa durante la Edad Media ante la necesidad de identificar a los propietarios de inmuebles cuando estos  comenzaron    a comercializarse.

En principio, solo podían usarlos las clases sociales altas los que podían agruparse con un nombre común a todos los integrantes de cada familia noble, que eran los que tenían derecho a acceder a este tipo de bienes.

Los apellidos se formaban con el uso de referencias al oficio, los lugares de residencia, rasgos personales vinculados con la personalidad, o con cuestiones físicas.

Con el tiempo, el uso del apellido dejó de ser una costumbre solamente de la burguesía y se extendió a todo el mundo. Ya en el siglo XX los apellidos originales sufrieron diversas modificaciones respecto de sus orígenes, especialmente se asegura, por influencia de las inmigraciones, las diferencias en las escrituras, como asimismo las diferentes pronunciaciones de los inmigrantes respecto a la de los habitantes de la tierra a la que arribaban.

De acuerdo a estudios  realizados por la Dirección Nacional de Población del Ministerio del Interior de la Nación, se supo cuales son los diez apellidos más numerosos que se conocen en Argentina hasta el 2021.

De acuerdo a esos datos, el apellido que encabeza la lista  de los más numerosos habitantes es González, seguido de Rodríguez y Gómez, el cuarto lugar es para Fernández y posteriormente aparecen López, Martínez, Díaz, Pérez, Sánchez y Romero.

Como dato aleatorio y curioso podemos agregar que los apellidos de origen hispano como González, Rodríguez, López y Giménez, como todos los que finalizan con “ez” significa “hijo de”, por caso “hijo de Gonzalo” o de “Rodrigo” y esta conjunción se repite en el caso de los dinamarqueses o daneses con “sen” que tambien significa “hijo de” en apellidos como Jensen, Hansen, Pedersen y otros. Esta particularidad es similar en otras nacionalidades como el caso Yugoslavo  con Bronzo“vich”, Janquelo”vich” o Jorge”vich” entre otros.

Dijimos que los apellidos surgieron en primera instancia entre la nobleza o entre aquellos que ya eran conocidos por pertenecer a personajes del Antiguo y Nuevo Testamento muy populares por entonces, más allá de profesar sus religiones como Abraham, Moisés, Pedro, Juan o Mateo, ya que no existía un Abraham Pérez, ni un José Delgado, por ejemplo.

En cambio, la cosa cambia cuando se debe identificar a varias personas con el mismo nombre y se recurre a accidentes geográficos.

Cuando se debía ubicar a Juan se preguntaba, cual? El del Cerro, el del Monte, el de la Cueva y surgieron entonces, los apellidos Del Cerro, Del Monte, Cuevas o agregaban otros nombres identificatorios como Torres, si vivía cerca de una torre, Laguna, Prado, Costa, Peña, Rivera y tantos otros.

Por la misma razón, es decir por residir en las cercanías de otros conocidos lugares bien identificados surgen entonces, Fuentes, Iglesias, Palacios, Puentes y muchos más.  Aparecen también en los apellidos los de aquellos que se los identificaba por sus actividades, como Manzanero, Cordero, Labrador, Herrero, Carpintero o Tejedor.

Quienes también aportaron su identificación física a los apellidos y aparecen entonces, Calvo por el que no tiene pelo, Delgado porque no es obeso, Rubio, Moreno, Alegría por alguien de buen carácter, Cortez por su conocido comportamiento y muchos identificado por su comportamiento.

La inquisición en España aportó también su influencia, especialmente en apellidos compuestos como Santamaría, Santana, Santángelo, Santis, Santos o Santiago y en este caso aclaramos que entre otros surgieron cuando los sefardíes, moriscos, gitanos y otras etnias tuvieron que huir y cambiar sus apellidos y usar algunos de los compuesto señalados.

Faltaría agregar aquellos nombres que surgen de las traducciones de quienes emigraron, los errores de expresión o las malas interpretaciones que indudablemente se han producido en los constantes cambios de país.

 

Eduardo  Reyes, escritor de Viedma

Las Grutas, Río Negro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About Raúl Díaz

Check Also

Río Negro: Un joven individuo pasará 16 años en cárcel por homicidio y otros hechos

  Matías Matamala Escobar, de Choele Choel, fue condenado a 16 años de prisión por …