Ingeniera nuclear que trabaja en Río Negro: “Es lindo que reconozcan el esfuerzo”

La ingeniera nuclear María Camila Soria, nacida en Salta y que reside actualmente en San Carlos de Bariloche y trabaja en el Centro Atómico local, ha recibido el premio anual a egresados universitarios sobresalientes “Ing. Isidoro Marín 2023”, cuyo objeto es evidenciar públicamente a quienes se hayan destacado por su capacidad y dedicación al estudio durante su carrera universitaria, alcanzando un alto nivel de capacitación científico-técnica reconocida por su Universidad y por la Academia Nacional de Ingeniería.

Soria expresó públicamente que “es lindo que se reconozca el esfuerzo a lo largo de los años que implica poder terminar cualquier carrera” y agradeció al Instituto Dan Beninson y todos los institutos de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) que “proveen muchísimas oportunidades tanto para estudiar como para iniciar la profesión”.

La ingeniera comentó que actualmente se encuentra trabajando en el área de neutrónica de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), brindando apoyo para los cálculos del proyecto Central Argentina de Elementos Modulares (CAREM), que es la creación de un reactor nuclear modular, proyecto que ya se encuentra en una etapa de diseño y construcción de un prototipo.

“Es un proyecto ambicioso, hay muy pocos países en el mundo que en este momento están haciendo sus propios diseños de este tipo de reactores, y son muchos menos los países que están en etapa de construcción”.

Además, destacó que “el diseño es completamente argentino”, en colaboración con empresas del sector nuclear e industrial. Los componentes son difíciles de conseguir y fabricar, pero se están haciendo en Argentina. Es emocionante que cómo país estemos de alguna forma liderando este tipo de nuevas tecnologías”, remarcó.

Soria hizo hincapié en lo fundamental del desarrollo de la energía nuclear por una cuestión ambiental y climática, ya que es una energía “limpia” que, además, es una cultura de trabajo que se basa en la seguridad y tiene muchísimo potencial”.

En ese sentido, expresó que es importante seguir luchando, para que continúe el desarrollo de la energía nuclear en el país y para que la población conozca sus beneficios, que incluyen una aplicación en medicina para tratamientos contra el cáncer, la tiroides y el desarrollo de la parte industrial y la seguridad que implica.

“No todos los países tienen este desarrollo y conocimiento en este tipo de tecnologías, tenemos la capacidad de poder liderar un cambio en la mano de las tecnologías nucleares”.

El proyecto final de María Camila Soria para recibirse como ingeniera nuclear fue “Análisis de sensibilidad y optimización de acople neutrónico-termohidráulico de un reactor CANDU” y en la actualidad la ingeniera desarrolla su profesión en el campo de la neutrónica brindando apoyo al proyecto CAREM en el Centro Atómico de San Carlos de Bariloche.

 

Texto: Adriana Del Agua

 

About Raúl Díaz

Check Also

La acusaron de provocar un incidente vial, pero en realidad salvó a víctima del hecho

  Una enfermera profesional de Cipolletti presenció un incidente vial en la calle San Martín …