Buscan sembrar 30.000 ejemplares de trucha marrón silvestre en Río Negro

 

En la provincia de Río Negro interesa, a nivel oficial, la siembra de 30.000 ejemplares de trucha joven especie marrón silvestre, realizada por la denominada Mesa de Pesca del Alto Valle Este y la estación de piscicultura localizada en la Isla 58 de la ciudad de Villa Regina, con el propósito de preservar la biodiversidad y al fortalecimiento económico provincial.

En la desembocadura del arroyo Ñireco hay un desovadero natural de varias especies de truchas. Con el objetivo de recuperar el recurso ictícola, la provincia ha instalado  hace cuatro décadas una trampa para obtener alevines.

Cada año, entre junio y septiembre, las truchas que remontan ese arroyo son capturadas y luego trasladadas a las pisciculturas provinciales en las inmediaciones de la ciudad de Villa Regina y de Piedra del Águila. En las estaciones de desove, los alevines son incubados debido a que la temperatura de las aguas del río Negro son ideales para su adaptación, pero no así para su reproducción. Una vez obtenido los alevines, se procede a su siembra.

Durante los años 2020 y 2023 la provincia de Río Negro logró sembrar más de 650 mil ejemplares de truchas arcoíris y 90.000 de truchas marrón silvestre, provenientes de las pisciculturas de Piedra del Águila y Villa Regina. El trabajo se dio en el marco del programa de Repoblamiento de Especies Exóticas Naturalizadas, del Ministerio de Producción y Agroindustria de Río Negro.

La Mesa de Pesca Alto Valle es la organización que lleva a cabo la tarea de repoblar las aguas de Río Negro. Política del Estado provincial que fomenta el mantenimiento de la biodiversidad en los recursos hídricos rionegrinos, lo que redunda indirectamente en un incentivo del turismo, la pesca deportiva y su consecuente impacto económico en la provincia.

En el área de la localidad de Villa Regina, la Mesa de Pesca del Alto Valle Este posee la estación de piscicultura en la Isla 58, que en el segundo semestre de este año proveyó gran cantidad de alevines, unos treinta mil de trucha marrón fundamentales para potenciar la acuicultura y la pesca en el territorio rionegrino.

El desarrollo planificado de la acuicultura es una herramienta cuyo impacto económico se visibiliza en el surgimiento de inversiones y emprendimientos en los acuíferos rionegrinos. Las políticas públicas en la cría y el desarrollo de las especies de salmónidos mencionadas permiten obtener producciones de mejor calidad, aumentándolas y mejorándolas en forma rentable. Y contribuyendo además al sostenimiento de la biodiversidad.

Fuente: Silvia Morales

 

 

 

 

 

About Raúl Díaz

Check Also

Río Negro: Aseguran que docentes rionegrinos cobran entre $793.000 y $1.377.000

  En febrero de este año un docente rionegrino de grado, de inicio, cobraba $340.000, …