Primer Día de la Tradición para el poncho rionegrino. “Una apreciada pieza”

 

El emblema provincial tuvo su primer festejo en la localidad de Fernández Oro (Alto Valle), donde se vivieron momentos únicos. La actividad fue abierta a la comunidad y revalorizó los elementos de nuestra identidad. 

El Centro Cultural contó con la visita de la artesana creadora del poncho, Ana Nahuelñir, la artesana local Matilde Riquelme, la Agrupación de Danzas Luz de Luna y la visita de las y los estudiantes de los distintos establecimientos educativos de la localidad. 

Ana Nahuelñir,con gran trayectoria en el tejido telar mapuche, experta en hilado urdido y teñido con plantas tintóreas resaltó la importancia de compartir acontecimientos que estén relacionados con la cultura, con lo popular. «Festejar el día de la tradición con otras personas fue un momento muy grato, volver a ver el poncho y a los diez diseños de ponchitos recuerdan mi lucha de pertenencia y mi compromiso como  principal testimonio de la confección de una pieza tan apreciada como es el poncho».

Agregó que «debatir del poncho en las escuelas y en la comunidad es sumamente importante, porque con él se cuenta la historia de la provincia, se conoce la trama del telar mapuche, el nacimiento de la hebra y su color. El poncho es abrigo y tiene que ver con la cultura que nos atraviesa».

Por su parte, Leticia Candiotti, directora el Mercado Artesanal, dependiente de la Secretaría de Estado de Cultura de Río Negro, señaló que «el sentido de pertenencia es sumamente importante para cada rionegrino y rionegrina, es la base del cuidado del patrimonio cultural que lo afianzamos con el recorrido federal del poncho. Desde la Secretaría de Estado de Cultura estamos orgullosos de que este proyecto esté tomando vuelo propio, para que todos y todas conozcan nuestro poncho rionegrino».

El delicado poncho rionegrino destaca en su presencia y confección colores verdes que representan el valle donde se trabaja, se cosecha y se unen dos culturas de un pueblo preexistente. También el color amarillo de una planta autóctona «la jarilla» sagrada y frágil que se extiende desde las bardas hasta la meseta. 

Con el permiso de extracción del saúco, se representa el agua que es sinónimo de vida, de pureza. 

En sus laterales el símbolo de la cosmovisión del pueblo mapuche, que dejaron los ancestros con amplio significado del cielo, la tierra, la unión de los pueblos y los buenos pensamientos. 

Nahuelñir es una mujer que aprendió todas las técnicas artesanales de su cultura y cuando se le presentó el concurso provincial para definir un poncho que representara a Río Negro, no dudó en representar un espacio que abriera camino a la interculturalidad. 

 Texto: Carla Spaiger

Línea Sur, Río Negro

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

¿Es la serpiente el símbolo de la desobediencia y la muerte o quien trae salvación y bienestar?

  Para las religiones monoteístas como el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, la serpiente …