Artémides Zatti, de Río Negro, se convertirá este domingo en el tercer santo argentino

El beato Artémides Zatti, de Río Negro, se convertirá este domingo en el tercer santo argentino de la Iglesia Católica, cuando el Papa Francisco encabece la ceremonia de canonización en el Vaticano a las 5 de la mañana, hora argentina.

Zatti, nacido en Italia en 1880, fue un enfermero y religioso salesiano que dedicó gran parte de su vida a la atención de las personas más vulnerables de Viedma, recorriendo cada rincón de la ciudad en su bicicleta. Por esta razón, se lo conoce como el “Enfermero de los pobres”.

En el Colegio Zatti de Viedma instalarán una pantalla gigante donde se podrá seguir la transmisión en directo de la ceremonia desde el Vaticano.

Fue el Papa Juan Pablo II quien lo proclamó Beato de la Iglesia Católica, en abril del 2002. Se le atribuye un milagro ocurrido en 1980, cuando Carlos Bossio logró superar una grave septicemia de forma sorpresiva, luego de elevar una plegaria a Don Zatti.

Artémides Zatti nació en Italia y llegó a la Argentina con su familia durante el verano de 1897. Tenía 17 años y se estableció en Bahía Blanca.

Allí comenzó a frecuentar la parroquia dirigida por los Salesianos de Don Bosco, religiosos católicos dedicados a la educación y evangelización de la juventud más pobre y abandonada.

A los 20 años ingresó como seminarista en la casa de formación de los salesianos en la localidad de Bernal, Buenos Aires. Le fue confiado el cuidado de un joven sacerdote tuberculoso. Artémides contrajo también la enfermedad.

En 1902 fue enviado al hospital de San José, en Viedma. Fue acompañado por el sacerdote salesiano y médico Evasio Garrone. Tras elevar una oración a María Auxiliadora, se curó milagrosamente de su padecimiento con la promesa de dedicar toda su vida al cuidado de los enfermos.

En 1908, habiendo recuperado la salud, es admitido a ingresar en la Congregación Salesiana como hermano coadjutor. Comienza a ocuparse de la farmacia anexa al hospital, la única del pueblo.

Tras la muerte del padre Garrone en 1911, quedó a cargo del hospital “San José”, uno de los primeros de la Patagonia.

Desde muy temprano, comenzó a recorrer los pabellones del hospital. Después, salía a visitar a cada una de las personas enfermas del pueblo en su bicicleta, priorizando siempre a quienes vivían en zonas más alejadas y vulnerables.

En 1914 adquirió la ciudadanía argentina. En 1917 obtuvo en la Universidad de La Plata el título de “Idóneo en farmacia”, y luego farmacéutico. Y en 1948 se matricuóa como enfermero.

En 1950, se cae de una escalera y es obligado al reposo. Después de unos meses se manifestaron los síntomas de un cáncer que terminó con su vida un año después.

En 1975, la comunidad de Viedma decidió que el hospital “San José” debía llevar el nombre de “Artémides Zatti” y dos años después, en 1977, se solicitó el inicio del proceso para declararlo santo.

Este domingo, la gobernadora Arabela Carreras participará del histórico evento.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

¿Es la serpiente el símbolo de la desobediencia y la muerte o quien trae salvación y bienestar?

  Para las religiones monoteístas como el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, la serpiente …