Dichos populares que el pueblo utiliza desde épocas ancestrales. Quedaron en la memoria

 

Desde mucho tiempo la gente utiliza dichos y refranes populares que han quedado en la memoria a raíz de un acontecimiento, sucedido o circunstancias vividas, que cobran actualidad para referirse a un hecho del presente, como para dar certeza a algo que se anticipa se producirá.

No son pocos  quienes se han tomado el trabajo de recopilar estas expresiones y en publicarlas, para que se mantengan vigentes o perduren, como testimonio fehaciente de su utilización a pesar del paso del tiempo.  Es también importante y para destacar, que investigadores, historiadores, costumbristas y periodistas, frecuentemente presentan en los medios de comunicación, hacen referencia o utilizan estas expresiones, con las que contribuyen a  la cultura general y popular

Una publicación muy interesante y muy completa corresponde a una entrañable amiga de mi pueblo, que lamentablemente ya partió para el “gran silencio” como solía decir Don Ata al referirse a la muerte.  En su libro “Refranes, dichos y otras yerbas”, Lìa Raquel Labrisca de Merino, (Kela)  logró reunir un más que interesante número de estas expresiones, muchas de ellas que a menudo se escuchan en voces de los vecinos.

En esta entrega, en homenaje y recordación a la querida amiga “Kela” sólo incluiré  un manojo de ellas, que figuran en su interesante publicación.

Quien no escuchó alguna vez, “a buen entendedor pocas palabras bastan”, refrán que valoriza la economía verbal y la calidad de las palaras utilizadas, o “a caballo regalado no se le miran los dientes”, ya que para conocer la edad del animal se deben mirar los dientes y si se lo recibió de regalo sería una descortesía mirar su dentadura.

De España llegó el “a cada chancho le llega su San Martin” debido a que el 11 de noviembre se celebra San Martin de Tours y en forma coincidente en esa fecha se sacrifican los cerdos para las carneadas y con ello se pretende indicar que todos tenemos fecha para la muerte o para que se cumplan otros plazos.

Puede que alguna vez hayan escuchado “amor sin besos es como tallarín sin queso”. Se trata de explicar que el beso es un condimento necesario del amor, tal como lo es el queso para los tallarines. Seguro que te resulta familiar; “los años no vienen solos”, expresión que pretenden justificar los achaques de la vejez, escuchado en conversaciones de nuestros mayores.

Es probable también que en un asado o banquete le han dicho a  quien está comiendo en exceso, “aprovéchate gaviota que no te veras en otra” en clara alusión claro al exagerado de hambre.

Es común que para destacar el buen o mal comportamiento de una persona se utilicen dos dichos que apuntan a lo mismo;  como ”al que nace barrigón es al ñudo que lo fajen” o “árbol que nace torcido, nunca se lo endereza”  para afirmar que los hijos suelen ser como lo han sido sus padres. Si se ha comido bien, alguno dirá con seguridad “barriga llena corazón contento”

Cuando nos encontramos con quien busca complicaciones a las cosas que son simples, habrá seguramente alguien que dirà que “le busca la quinta pata al gato”.  Por lo general cuando alguien trata de ubicarse en los lugares que se siente más cómodo,  expresara con seguridad, que como, “la cabra que al monte tira”.

Cuando se llega inesperadamente de visita dirán “cayó como peludo de regalo”, apoyándose en la costumbre campera de llegar a la casa con un peludo que ha cazado.

Si se advierte que un amigo o conocido anda de mal humor o como vulgarmente se dice “caliente” puede que utilice varios dichos como; “caliente como panza de cocinero”, “caliente como pava de lata”, “caliente como pedo de batata”, “caliente como talón de cartero”, “caliente como negra en baile” o “caliente como mierda de chinchulín”

En el campo existe una creencia que si hay higiene excesiva en los chiqueros, los chanchos no engordan, por lo tanto si un niño o bebé está comiendo ayudándose con la mano en el desorden, dirán “chancho limpio nunca engorda”

Es muy común asimismo que se aplique este dicho para quienes invitados a comer alegan no tener apetito, pero si comienzan luego lo hacen en forma abundante, entonces le recuerdan que “el comer y el rascar todo está en empezar” y para aquellos muy afectos a la bebida, lo que hacían a diario y en abundancia se los apodaba, “Mes de enero”, ya que no tenían un día fresco.

Para quien anda con mala suerte muy seguido y paga las consecuencias por esa razón sus conocidos consideraban que cuando;”cuando el gaucho anda en la mala pisa mierda y se refala” y también hay un refrán para aquellos que andan dando vueltas sin hacer nada útil, a quienes les cae justo el “anda dando vueltas al pedo como molino roto”. Como no iba a tener su refrán el más que conocido tema de arreglarse con lo que hay cuando son escasos los alimentos disponibles, al que lo define en forma categórica; “cuando hay hambre no hay pan duro” o “cuando no hay pan, buenas son las tortas”.

Con mucha justeza se define el hecho de no dar a alguien las cosas que no sabe apreciar, porque es como “tirarle margaritas a los chanchos”, Con refranes se define muy bien que de lo que se dice y se hace existe una gran distancia y se define con un;  “del dicho al hecho hay un buen trecho”. 

Un grupo de amigos conversaban en una esquina y ven venir a un conocido alcohólico, beodo o borracho que caminaba derechito a pesar de su estado.

Uno de los jóvenes integrante del grupo reunido señaló entonces al resto, miren hay viene tal… “derechito como muñeco de torta”.

No falta tampoco un buen dicho o refrán para quienes se han enriquecido con negocios no muy claros, y que quienes lo han advertido afirman que, ”dinero mal adquirido, se va por donde ha venido”,.

Para culminar con este repaso de dichos y refranes y recordar a la amiga Kela recuerdo que, “donde hay amor hay dolor”, “donde hubo fuego, cenizas quedan”, “donde hay gordos hay de pella”, “donde hay hambre no hay pan duro”, “donde hay humo hay de comer”, “donde hay yeguas potros nacen”, “duro como gallo al horno”, “emprestar plata es comprar disgustos”, “es sabido que el que lee, piensa, sabe y vale” y que “es viejo el viento pero todavía sopla”, “la ultima gota es la que rebalsa el vaso”, “los últimos serán los primeros” y “el ultimo culo de perro”.,

Eduardo Reyes, escritor y periodista de Viedma

Las Grutas  –  Ro Negro

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Alertan por nueva forma de estafa: Crean webs falsas de hoteles de Las Grutas

  Parecen seguras, inician con https:// pero sus contactos son teléfonos falsos desde donde realizan …