Río Negro: Compró un paragolpes pero le llegó más destruido que el chocado

 

El propietario de un automóvil Fiat Stilo terminó frustrado no solo por haber chocado su auto, sino por los problemas para conseguir los repuestos. Cuando los encargó a Buenos Aires tuvo que devolver el capot porque no se correspondía con el modelo. El paragolpe delantero, en cambio, le llegó destruido. El Juzgado de Paz de Cipolletti, a través de la mediación, arribó a una solución.

Al no poder reparar su auto, el dueño del Fiat primero inició un reclamo ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor. Después, buscó una solución en el Juzgado de Paz, por medio del mecanismo de la menor cuantía.

En esa instancia demandó a la casa de repuestos en Buenos Aires y a la empresa. Consignó que el paragolpe delantero le llegó a Cipolletti destruido y le atribuyó responsabilidad a la transportista por no haber cuidado debidamente la pieza de plástico.

La empresa que proveyó los repuestos acreditó que se encontraban en buen estado al momento de ser enviados. Y durante el trámite, el Juzgado de Paz logró arribar a una solución entre las partes por medio de la mediación. En esa instancia, la demandada empresa ofreció la suma de 31.500 pesos, cifra que representaba el valor del paragolpes dañado. El cliente aceptó el acuerdo y la jueza homologó y dictó sentencia.

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

¿Es la serpiente el símbolo de la desobediencia y la muerte o quien trae salvación y bienestar?

  Para las religiones monoteístas como el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, la serpiente …