La ciudad encantada del lago Huechulafquen. “Se contó que en el fondo había una población”

 

patagonia-argentina.com presentó un relato acerca de las versiones sobre una ciudad perdida detrás del Lago Huechulafquen, en lo que actualmente es el Parque Nacional Lanín, cerca de Junín de los Andes.

Por determinadas circunstancias sociohistóricas, a los mapuches se le han negado siempre los medios para dar a conocer su voz al mundo, para contarse a sí mismos. La cultura mapuche ha presentado tradicionalmente un fuerte componente oral, de modo que sus relatos y leyendas han sido transferidos de generación en generación, pero difícilmente han traspasado los límites de la comunidad.

Con suerte, sus historias han sido traducidas por mediadores externos y de esa manera, llegaron a nosotros. Desde Patagonia-Argentina creemos que el diálogo entre culturas es un derecho fundamental. Por eso, nos proponemos en esta oportunidad dar la palabra a los que no la tienen, aunque sea a modo de gesto simbólico.

La ciudad encantada del Lago Huechulafquen

Pedro Novoa contaba que en el fondo del Lago Huechulafquen había una población, que según decía él, aparecía y desaparecía. Que cuando había tempestad aparecía y se veían casas, galerías y la torre de una iglesia. Y cuando alguien se acercaba, desaparecía. También decían que de diciembre a enero, a las 12 del día aparecía la ciudad y que se podía ver muy bien todo. Cuando alguien se quería acercar, desaparecía. Él decía que la veía siempre con toda claridad.

En ese tiempo fue mucha gente a ver la población. Hasta el comisario fue a verlo. Unos dicen que lo vieron, otros no lo pudieron ver. La población aparecía y desaparecía.

Dicen que en el fondo hay unos cerros, donde se forman los baños, en donde pudo haber desaparecido esa población.
Hay muchos misterios en los cerros y en los lagos de estas partes. En el lago Lolog, todos dicen que aparecen animales. Que sale una vaca y cuando la corren se hunde en el lago. Dicen también que en el fondo hay una población.

También hay un misterio en la cordillera. Se enoja la cordillera cuando pasa la gente. En todo tiempo, en pleno verano, cuando van a cruzar, se declara el temporal de nieve o de lluvia. Ahora, por ejemplo, ya están pasando hacienda y comienza el tiempo feo. A veces se descubren por eso los contrabandos.

Por eso yo creo que tiene que haber una ciudad perdida, ahí en el lago Huechulafquen. Puede ser hasta el fin del mundo.

* Los baños hacen referencia a las Termas de Epulafquen

Recopilado por Berta E. Vidal de Battini en 1984.
Narrado por Sabino Cárdenas en 1960, en Junín de los Andes (Neuquén)

Texto extraído del libro “Cuentan los mapuches”, edición de César A. Fernández, Ediciones Nuevo Siglo, 1995.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Buscando razones sobre hechos paranormales en casas, aparecieron indicios, no certezas

  En un artículo publicados días atrás en esta misma página, mencionamos distintas situaciones paranormales …