Una crónica de cosas raras: piedras con tornillos, cabezas barbudas y otras curiosidades

La naturaleza depara estas cosas: misterios asombrosos, enigmas sin respuesta, curiosidades que vienen desde el fin de los tiempos.

En la misma Patagonia se han realizado hallazgos que sorprenden por lo fantástico e inexplicable. Por ejemplo la piedra azul de Calfulcurá, la cabeza barbada de la meseta la Meseta de Somuncurá, los restos de fogones y utensilios en la misma que datan de 13.000 años, las grandes ollas de cobre en la costa del océano en la Península de Valdes, la piedra templaria de Valcheta y muchos misterios insondables a los que todavía la ciencia no encuentra explicación.

Se abren miles de interrogantes e interpretaciones de todo tipo y calibre, desde las más racionales hasta las más descabelladas.

Verbigracia: Tornillos incrustados en rocas de 300 millones de años; otro artefacto de hierro también con forma de tornillo dentro de un meteorito hallado en Rusia; una curiosa piedra con pequeños hombrecitos en su superficie.

Faltaría hoy otro Charles Fort, autor del famoso “Libro de los condenados”, para agregar estas nuevas curiosidades que sorprenden y que parecen interrogarnos desde un pasado remoto y legendario.

¿Quién talló la cabeza barbada en la ladera de un cerro en plena meseta de Somuncurá? ¿Qué hacía enterrada en cercanías de Valcheta un gran bloque de basalto donde está tallada en bajo relieve una cruz de brazos iguales?

Por supuesto que, al decir de Alejandro Dolina, siempre estarás los “refutadores de leyendas” pero algunos osados se incorporan a las filas de los hombres sensibles y dan fe y credibilidad a estos hallazgos insólitos.

Texto: Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

La Trochita volvió a unir  Río Negro y Chubut

Se trata de una salida promocional que realizó la legendaria formación chubutense, partiendo desde la …