Multas de hasta $700.000 por el robo de energía eléctrica en 13 ciudades de Río Negro

 

La empresa Edersa anunció que detectó hurtos en viviendas particulares, pero también en comercios e industrias de la provincia de Río Negro.

La distribuidora Edersa anunció que está llevando adelante una campaña de seguridad y detección de robo de electricidad en la provincia de Río Negro. Explicó que en los últimos meses se realizaron operativos en distintas ciudades donde se detectaron más de 1.000 hurtos y fraudes, lo que les permitió recuperar 1.500.000 kilovatios/hora.

A través de un informe, indicó que esa cifra de consumo corresponde a dos días de pleno suministro en Cipolletti o una semana entera de abastecimiento en San Antonio Oeste.

«Se hallaron todo tipo de anomalías en pilares, medidores y conexiones directas, Edersa realizó los operativos las 24 horas del día, detectó fraudes importantes, y labró multas que, en algunos casos, superaron los 700.000 pesos», indica el informe elaborado por la firma.

Detalló que desde hace algunos años motoriza este plan de inspecciones y detecciones de actividades de hurto o fraude en toda su área de concesión (203.000 kilómetros cuadrados). Pero en los últimos meses, el programa tomó mayor impulso debido al incremento de delitos en instalaciones eléctricas.

Seguridad y delito

«Como aumentaron de manera preocupante los robos de cables y transformadores, también lo hicieron los hechos de hurto y fraude en viviendas, comercios e incluso industrias de Río Negro. Este plan no sólo se hace para obtener el recupero de energía suministrada y que no se paga. Sobre todo lo hacemos para despejar los riesgos eléctricos en nuestras instalaciones, para tener mayor presencia en las calles y para generar conciencia en relación a lo importante que es contar con pilares y medidores normalizados”, explicó el gerente de la firma, Raúl Barhen.

Las cuadrillas de operarios de la empresa eléctrica revisaron, en los últimos meses, miles de pilares y medidores en Villa Regina, General Roca, Choele Choel, Ingeniero Huergo, San Antonio Oeste, Cinco Saltos, General Enrique Godoy, Las Grutas, Allen, Cervantes, Viedma y Catriel.

«Hemos encontrado de todo: usuarios que consumen cero porque están colgados; medidores volcados; consumos antireglamentarios. Hallamos hurtos de energía en viviendas particulares, pero muchos también en comercios y en algunas industrias. Hay usuarios que han tenido que pagar refacturaciones y multas que superan los 500.000 pesos. El plan continúa desarrollándose hasta cubrir toda la provincia y de manera continua. En pocos meses encontramos más de 1.000 hechos de hurto y fraude y, apuntamos a que no se produzca la reincidencia, por lo que los casos detectados se vuelven a controlar periódicamente”, remarcó Barhen.

Aclaró que la firma busca avanzar en la regularización eléctrica a cada rincón de la provincia. “Junto a la secretaría de Energía, el Ente Regulador (EPRE) y los municipios trabajamos en la normalización eléctrica de asentamientos y barrios periféricos de Cipolletti, Allen, Viedma, El Bolsón, Choele Choel, Cinco Saltos, y también lo haremos en Luis Beltrán y Fernández Oro. Esa es una pata fundamental para dar mejoras condiciones de vida y mayor seguridad a miles de familia. La otra pata importante es despejar los peligros eléctricos y en ese seguiremos trabajando fuerte”, culminó.

Fuente: Diario Río Negro

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

La Trochita volvió a unir  Río Negro y Chubut

Se trata de una salida promocional que realizó la legendaria formación chubutense, partiendo desde la …