Los Berros en el recuerdo. “Tenía pujanza y vivían sus primeros pobladores, libaneses”

 

El paraje de Los Berros debe su nombre al arroyito homónimo que nace al Norte de la sierra Campana Mahuida, en el Departamento Valcheta, y al unirse con el arroyo de La Ventana, vierten sus aguas en el arroyo Salado.

Hasta aquí la definición del paraje. Seguramente debe su nombre a ese vegetal comestible tan abundante en cursos de arroyos y ríos.

Supe visitar en forma asidua esa pequeña población, en años que todavía tenía cierta pujanza y aún vivían sus primeros pobladores, generalmente libaneses que se asentaron en el lugar, instalando sus comercios de ramos generales para atender las necesidades de toda una amplia zona rural.

Me quedaron en el recuerdo la belleza de su paisaje, las chacras con frutales y olivos, cuando su curso de agua no era derivado hacia Sierra Grande, los bares antiguos, pero sobre todo sus personajes, gente de mano franca y de gran dignidad, sufridos y generalmente olvidados, como suele suceder en esta querida Patagonia.

Allí lo conocí e intimé en el diálogo amistoso, mates de por medio, con el lonco don Manuel Cayul, de gran bonhomía y un defensor de la cultura mapuche. Sus relatos me cautivaban y forje con don Manuel una buena amistad.

En aquellos estaba allí el Quito Calvo desempeñándose como agente sanitario  con su bombo sabio, que cuando sabía de mi llegada prepara algún chivito al horno de barro y con otros amigos a la luz de un farol o de las velas nos prendíamos a guitarrear.

Muchas familias tengo en el recuerdo y una gran nostalgia.

El bar de don Suarez era una especie de fonda con algunas habitaciones de adobe para dormir y allí solía hacer noche. Recuerdo su cero de tamariscos y las botellas de bebidas alineadas en las precarias estanterías de su establecimiento. El mismo era todo un personaje.

La numerosa familia Karam era muy conocida y estimada: Badía y Tono me sabían invitar a compartir la mesa.

Hoy todo está cambiado. Las crisis recurrentes fueron alejando a los vecinos hacia localidades más grandes, como San Antonio Oeste o Valcheta. Las chacras se han secado y herrumbrado o desaparecido las amplias casonas de aquellos pioneros.

A veces me digo  como dice la canción si todo está tan cambiado “¿a qué volver?

Mi poesía quiere dejar testimonio por como un homenajes a sus pobladores y a quienes pasaron por el paraje.

ARROYO LOS BERROS

De los Berros yo me acuerdo

Cuando desando caminos

El paisaje a mis espaldas

Y en los labios un silbido.

Por dónde andará aquellos

Que ayer fueron  mis amigos

¡Cómo empaña la nostalgia

Las cosas que se han perdido!

El viejo bar de don Suárez

Con cerco de tamariscos

Y las quintas con frutales

Que en el tiempo se han perdido.

Cómo te quiero Los Berros

Aguantando de sufrido

Paraje de mi provincia

Te rescato del olvido.

En el hornito de barro

Esperando algún chivito

Y sonando la acordiona

Con el Quito de bombisto.

En un rincón la casona

De los Karam mis amigos

Del pago fueron pioneros

Y el tiempo los ha perdido.

Yo no quiero regresar

Aunque sepa los caminos

Nada será como entonces

Y hasta yo no soy el mismo.

Texto: Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Empresa radicada en Río Negro ya incorporó 400 empleados y necesita 200 más

  La empresa NRG Argentina, que inaugura una planta de procesamiento de arenas en Allen, incorporó …